aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cierran negocios en Juárez, abren en El Paso

La ciudad texana se beneficia económicamente con la llegada de nuevas inversiones que decidieron cruzar la frontera, a causa de la inseguridad y la crisis económica
EL PASO, Texas | Domingo 29 de agosto de 2010 Mario Silva/corresponsal | El Universal05:09

Mientras que miles de negocios cerraron sus puertas en Ciudad Juárez -principalmente restaurantes, bares y centros nocturnos-, cuyos propietarios fueron extorsionados y amenazados de muerte en los últimos dos años, El Paso, Texas, se ha beneficiado económicamente con la llegada de nuevas inversiones que decidieron cruzar la frontera, a causa de la inseguridad y la crisis económica.

Aquí se han acomodado pequeños y medianos negocios como ‘Tortas Nico' y ‘María Chuchena', y han abierto también sus puertas bares y centros nocturnos.

La extrema violencia, la exigencia de pago de "cuotas", asaltos y otros actos vandálicos, han empujado a miles de familias -con negocios y sin ellos- a buscar de este lado de la linea fronteriza, nuevas oportunidades.

La investigadora del Colegio de la Frontera Norte, Julia Monárrez Fragoso dijo que combatir la violencia ha tenido un "altísimo costo en la vida social de Juárez".  

Desde hace más de un año Billy, decidió aventurarse con el negocio, tipo sport bar que manejaba en Juárez, para abrir sus puertas en el Oeste de El Paso, y los resultados han sido muy buenos. 

A su negocio asisten estudiantes universitarios, hombres  y mujeres de clase media, y fanáticos de los deportes, que llegan y pasan un "buen tiempo".

Pero su negocio es solamente uno de las decenas de establecimientos que decidieron instalarse en El Paso, desde que en Juárez empezaron en 2008, a cerrar los negocios nocturnos, a causa de la exigencia de cuotas, que variaban desde los 10 mil hasta los 50 mil pesos, según el giro y tamaño, que empezo a imponer la delincuencia organizada.

En un reporte conservador, el gobierno de Ciudad Juárez, dio a conocer en el último reporte oficial, que más de 65 mil juarenses decidieron dejar sus viviendas para cruzar la frontera y vivir en Estados Unidos. Otras agrupaciones, entre éstos el mismo INEGI, asegura que existe una cifra de más de 143 mil juarenses que ya no residen en la frontera mexicana.

María del Socorro Velázquez Vargas, investigadora y catedrática de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) expresó que muchas personas en Juárez quieren dejar la ciudad. Especialmente en una urbe donde han sido asesinadas más de 4 mil 600 personas desde el 2008. 

Comentó que los resultados de un sondeo de un mil 800 personas en el mes de diciembre, mostraron que un 47 por ciento de los juarenses quisiera mudarse a los Estados Unidos a causa de la violencia.

-Los ataques brutales han infundido el miedo y hecho irse a muchos residentes, pero también el estado débil de la industria maquiladora ha aumentado la migración-, reportó la investigadora de la UACJ.

"!No me rajo!, ¡No me rajo!, pero ya no resisto más!", dijo a El Universal, Gerardo, propietario de uno de los pocos centros nocturnos de Ciudad Juárez, que ha sobrevivido pagando cuotas, pero cuyo negocio se ha venido a bajo por la falta de clientela.

"Imagínate, tengo que pagar alrededor de 50 mil pesos a la semana, y apenas he ingresado cerca de 14 mil, porque todos los días han estado muy flojos", comentó.

‘Gerardo'  -que no es su nombre verdadero-, dice que ha logrado subsistir porque afortunadamente ha encontrado la comprensión del arrendatario, a quien también le tiene que pagar periódicamente por la renta del negocio.

Paradójicamente, algunos negocios en El Paso, atraviesan una etapa de bonanza. El Bar Teddy's, del Gateway West y Airway, registra llenos los fines de semana y cobra 6 dólares de cóver (entrada) que gustosos paga la gente joven y adulta -muchos de ellos mexicanos- que cruzan la frontera para buscar nuevas opciones de diversión.

Así cada fin de semana la pista es insuficiente para la gran cantidad de personas que gustan de la bachatta, salsa, cumbia y la música típica anglosajona.

Familias completas en el éxodo

La secretaria estatal de Educación y Cultura de Chihuahua, Guadalupe Chacón Monarrez, dio a conocer que este año alrededor de once mil estudiantes de educación básica, que debieron haber ocupado un pupitre en el salón de clases, dejaron de asistir a los planteles educativas, debido a que dejaron las principales ciudades del estado de Chihuahua.

La funcionaria estatal dijo que igualmente, 150 maestros decidieron pedir su cambio de plaza, de Juárez a otras partes del estado a causa de la inseguridad y del temor generado por las condiciones de violencia que se registran en aquella entidad.

Arturo Valenzuela, integrante de la mesa de seguridad en el plan emergente Todos Somos Juárez, dijo que más de siete mil niños han quedado huérfanos y muchos otros miles de juarenses han tenido que dejar la ciudad, como muestra inequívoca de que han fallado los operativos de seguridad.

Con cifras y datos de investigación del Colegio de la Frontera Norte, la investigadora Julia Monarrez denuncio a principios del año que ya existían a comienzos de 2010, más de 116 mil viviendas deshabitadas, a causa del crimen y los problemas de inseguridad en la frontera.

Los empresarios de Juárez consideran que el Operativo Conjunto Chihuahua no tiene posibilidad de éxito, a causa de la corrupción de las policías y del Ejército.

La estrepitosa caída comercial en Juárez, ha afectado a miles de restaurantes, tiendas de barriada, farmacias, panaderías, que decidieron cerrar por las condiciones, primero de inseguridad y luego las económicas.

Han cerrado además de restaurantes, salones de belleza, clínicas y panaderías. Se estima que un 40 por ciento, o alrededor de 10 mil 678 negocios, tuvieron que cerrar en Juárez por motivo del temor a la extorsión y a los asaltos por no pagar las llamadas "cuotas" a organizaciones criminales, según datos de la Cámara de Comercio.

En un blog de la red, recientemente se publicó: "!Qué listos nos salieron los gringos!". Mientras que los negocios en Ciudad Juárez se ven amenazados por la ola de violencia y la crisis económica que se ha desatado y pareciera no tener fin, múltiples dueños de negocios han encontrado como única salida: cerrar."   

El Paso ha logrado atraer a los clientes que tenían los negocios juarenses y se ha visto beneficiado por el cierre de muchos negocios en Juárez, dice el reporte. 

"Seria muy fácil decir: Señores juarenses por favor no cierren sus negocios y compitan con los demás; pero tendríamos que ponernos en su lugar, si no cooperan con los delincuentes ponen en peligro su vida misma. La situación esta difícil y es un dilema cerrar o no cerrar".

jadl / gdh



PUBLICIDAD