aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Duarte arranca precampaña en Veracruz

El aspirante del PRI a la gubernatura inicia su proselitismo en Nopaltepec, comunidad que vio nacer a Fidel Herrera Beltrán

Javier Duarte de Ochoa, pre candidato a la gubernatura de Veracruz por el PRI dio arranque a su pre campaña en la congregación de Nopaltepec del municipio de Cosamaloapan, donde dio un mensaje de unidad ante miles de militantes de su partido. (Foto: Especial )

Xalapa, Ver. | Viernes 26 de febrero de 2010 Édgar Ávila Pérez / corresponsal | El Universal20:08
Comenta la Nota

El aspirante del PRI a la gubernatura de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa arrancó su precampaña electoral en Nopaltepec, comunidad que vio nacer a Fidel Herrera Beltrán,  su padrino político y al fidelismo.

"Vamos con todo", sentenció el ex secretario de Finanzas y Planeación, quien se hizo acompañar por su esposa.

En el mero corazón de la Cuenca del Papaloapan y ante miles de priístas, el virtual candidato priísta que enfrentará las elecciones del 4 de julio, fue arropado por todas las organizaciones y sectores del PRI.

Ataviado con el rojo de la fidelidad, se sinceró y de frente al pueblo soltó: "aspiro a ser gobernador porque soy un hombre honesto". Se mostró entusiasmado, emocionado, con alegría y cargado de energía.

Y no hay lugar a dudas. Su fidelidad es con Fidel. Su objetivo, adelantó, es dar continuidad al trabajo que ha realizado en Veracruz el gobernador Fidel Herrera Beltrán.

"Queremos ver hacia adelante con optimismo; queremos vivir felices, tranquilos, seguros, la gente quiere vivir y progresar, ganarse la vida honestamente; quiero bienestar, quiere que sus hijos tengan un mejor futuro, la gente desea construir un patrimonio, exige ser respetada y escuchada; quiere buenos gobiernos", afirmó.

Más allá de la clase política priísta que se congregó en la tierra de su jefe político,  Duarte fue abrazado por  la multitud,  que entre aplausos, porras, vivas y a ritmo de batucada, le demostraron su fidelidad.

"Quiero ser su candidato a gobierno del estado; quiero ser quien encabece su voz, su esperanza para hacer de esta campaña de unidad la más grande de nuestras victorias; una campaña de propuestas, pero sobre todo una campaña de resultados", manifestó.

"Vamos bien, vamos bien, con Duarte, viene lo mejor", se escuchaba la letra de la canción que amenizaba el arranque de la locomotora roja.

Consideró que el objetivo es lograr la continuidad de un proyecto que permita el desarrollo del estado y utilizar la política para el beneficio de la población en general y no de unos cuantos.

Duarte de Ochoa se dijo conocedor de la problemática del estado, pues -rememoró- un hombre que superó varias dificultades, por lo que conoce las carencias y la manera de resolver estos problemas.

"A mi las cosas no se me han dado fáciles, sé lo que es el esfuerzo y lo que es la carencia. Conozco de dificultades, pero creo en el esfuerzo, en la dedicación, en el trabajo", abundó.

Lo dice con conocimiento de causa. El fatídico temblor del 85 en la Ciudad de México aceleró su transición de la infancia a la juventud. A la muerte de su padre se vio obligado a asumir el rol de jefe de familia y, entonces, "ya no tenía una vida normal de un adolescente".

Duarte de Ochoa se trasladó con su familia a la ciudad de Córdoba, la cual adoptó como su patria chica. De algunos ahorritos, pues no eran una familia con amplitud económica, su madre puso un negocio de panadería, que extendió a la venta de productos de materia prima para la  elaboración de pan en la región.

De la noche a la mañana se convirtió en un experto panadero. Aprendió a amasar la harina y a darles forma de donas, bolillos, teleras y toda clase de pan que permitía a su familia, al menos, llevarse comida a la boca.

gdh



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD