aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Uso político daña educación, alertan

El activismo no debería realizarse con recursos para educar, advierte Lucrecia Santibáñez, integrante del consejo consultivo de México ante la OCDE

CRITERIOS. Las recompensas que obtienen los maestros “se basan en múltiples factores ajenos al logro del alumno”. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Martes 08 de diciembre de 2009 Nurit Martínez | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

La enseñanza en el país se ha mezclado con los intereses electorales del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en detrimento del aprendizaje de los niños, advirtió ayer Lucrecia Santibáñez, integrante del consejo consultivo de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La investigadora y auditora dijo que se requiere modificar la formación de maestros, su ingreso al sistema educativo y los esquemas de evaluación para lograr la permanencia de los docentes calificados y revertir el bajo desempeño de maestros y estudiantes en el aula.

El consejo consultivo es un grupo asesor promovido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para diseñar, junto con la OCDE, medidas que promuevan la calidad de la educación en México.

Santibáñez dijo que desde hace poco más de una década la agenda educativa nacional se ha mezclado con los intereses electorales del SNTE, que preside Elba Esther Gordillo Morales.

En el proceso electoral de 2000 la dirigente magisterial hizo pública su alianza política con el ex presidente Vicente Fox Quesada; seis años después mostró su apoyo público al ahora mandatario Felipe Calderón. En los últimos años los maestros se ocuparon también en la creación del Partido Nueva Alianza, además de respaldar las candidaturas de profesores a alcaldías, congresos locales, gubernaturas, Cámara de Diputados y al Senado de la República.

La experta señaló que no puede haber una alineación de metas entre los objetivos educativo y electoral.

“El activismo electoral no necesariamente va de la mano con la educación, por lo que es hora de definir cuál va a predominar, si es que se quiere transformar la enseñanza”, expresó Santibáñez.

“Los intereses político-electorales mostrados por la dirigencia del SNTE hasta ahora, con esa alianza tácita con el gobierno, no necesariamente implican que se tenga el propósito específico para mejorar la educación del país”.

Aseguró que “el SNTE no es responsable de todos los males de la educación, pero el activismo político no debería realizarse con los recursos para la educación de 25 millones de mexicanos”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD