aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Hallan en Tabasco ofrenda funeraria de hace mil 500 años

El INAH informa que la localización de un cuerpo fragmentado y seis máscaras mayas podría confirmar que en el sitio de Moral hubo un asentamiento en disputa entre Calakmul y Palenque

Los trabajos de excavación en la zona comenzaron el pasado 23 de marzo. (Foto: Especial )

Ciudad de México | Martes 26 de mayo de 2009 Notimex | El Universal18:12
Comenta la Nota

Una escultura de un cuerpo humano desarticulado, de más de un metro de longitud, y seis máscaras mayas de piedra recubiertas de estuco pigmentado fueron encontradas en el interior de una ofrenda durante la exploración del sitio arqueológico de Moral-Reforma, Tabasco.

Los objetos encontrados podrían tener una antigüedad de más de mil 500 años y confirmarían que el asentamiento prehispánico estuvo en disputa entre los señoríos de Calakmul y Palenque.

La ofrenda fue hallada durante los trabajos de excavación desarrollados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), como parte del Proyecto Moral-Reforma, en el municipio de Balancán, que comenzaron el pasado 23 de marzo.

Estuvieron a cargo del arqueólogo Francisco Cuevas Reyes, quien informó que el hallazgo se realizó en el edificio número 14, el más emblemático del sitio por su altura, que alcanza los 27 metros.

Las máscaras que tienen un estilo similar al palencano son de diversos tamaños y cada una posee un diseño particular, estaban dispuestas alrededor de la escultura humana mutilada de cabeza y extremidades.

De manera preliminar, el arqueólogo estima que el hallazgo tiene más de mil 500 años, y que podría ubicarse entre el 300 y el 600 d.C., período de esplendor del sitio. Esta información tendrá que confirmarse con los análisis del material recopilado y asociado al edificio.

Cuevas Reyes refiere que puede ser una ofrenda dedicada a la estructura piramidal y que definiría un cambio de dominio de un asentamiento externo sobre Moral-Reforma, pero habría que precisar todavía el estilo escultórico de las piezas para interpretar su correcto significado y antigedad.

Esta hipótesis confirmaría lo señalado en las inscripciones y estudios epigráficos del sitio, que hablan sobre la disputa entre Calakmul y Palenque, por el control de esta ciudad.

La escultura fue encontrada 50 centímetros por debajo del segundo nivel del edificio; se trata de un cuerpo humano tallado en piedra, mutilado de piernas, brazos y cabeza que no ha sido localizada.

Colocadas de forma simétrica de la cintura hacia abajo se encontraron las seis máscaras mayas esculpidas en piedra y recubiertas de estuco con pigmentos en tonos verde y azulado.

La escultura fue mutilada antes de ser depositada como ofrenda, probablemente como objeto simbólico de imposición de un nuevo gobierno.

Los brazos y piernas se encontraron dispuestos por debajo del nivel de la talla, y acomodados a sus costados, es decir, fueron fracturados y colocados a propósito junto a la figura.

La ofrenda ocupaba un espacio definido en la configuración del edificio, alrededor del lugar se notó la presencia de fragmentos de un brasero, con pigmentación roja y verde, al limpiar la zona se encontró una tapa recubierta de estuco, la ofrenda ubicada en una esquina precisa de la construcción indicaba la presencia de algo en su interior.

Las máscaras presentan en la parte de atrás la figura de una hoja, sobre la cual fueron trabajadas, y dejó impresa la nervadura de la planta. Otro detalle es que por debajo del aplanado de estuco, se puede observar el labrado facial de los rostros.

Aún no se sabe por qué las seis máscaras son tan distintas unas de otras en su diseño y tamaño, habría que esperar a los estudios de limpieza e indagar en hallazgos mayas similares para dar una interpretación del concepto particular de cada pieza.

Restauradores del INAH intervendrán las máscaras para fijar los pigmentos y detener su deterioro, y consolidar de las partes de la cubierta de estuco que pudiesen desprenderse.

Hasta el momento se ha realizado una limpieza en seco del conjunto de máscaras y de la escultura, cuyos brazos poseen brazaletes hechos de estuco.

Los expertos del INAH calculan en 150 kilos el peso de la escultura, de dimensiones de poco más de un metro de longitud y 46 centímetros de ancho.

"Las máscaras las podemos dividir en dos grupos: tres pequeñas que miden entre 15 centímetros de largo y 11 de ancho, y tres grandes que alcanzan los 25 centímetros de longitud por 19 de ancho", detalló el arqueólogo Cuevas Reyes.

En las excavaciones del sitio también se han encontrado piezas de cerámica y puntas de proyectil, que en su mayoría han sido trasladadas al laboratorio de análisis del Centro INAH Tabasco, donde se han ido clasificando y registrando de forma preliminar.

En su mayoría pertenece al período Clásico Temprano, varios ejemplos son algunos cajetes de silueta compuesta, y otros llamados "flor crema" de acabados más lustrosos, fechados en un período que va del año 100 al 300 d.C.

El sitio de Moral-Reforma se ubica al sureste del estado de Tabasco, en el municipio de Balancán, cerca de la frontera con Guatemala y fue delimitado en 2006. Consta de 87 hectáreas donde se contabilizaron 99 estructuras.

A partir de los trabajos de prospección en 2006 se eligió el edificio número 14 para continuar la exploración. "Se escogió por ser el edificio de mayor altura en la zona con 27 metros, lo que lo convierte en el más emblemático del polígono.

Además estaba en riesgo de colapso, ya que poseía árboles de gran tamaño que se desplomaban periódicamente y con ellos parte de la estructura", comentó el arqueólogo Cuevas Reyes.

Los trabajos de rescate del edificio maya comenzaron con la detección de la escalinata principal de la fachada sur y cuatro altares derrumbados sobre la misma.

Al ascender se liberó la explanada del primer nivel; a partir de ahí se encontraron tres escalinatas divididas por dos rampas, donde paulatinamente se ha ido ascendiendo para llegar a la parte donde dos templos coronan el edificio.

El sitio de origen maya fue ocupado entre el 250 al 750 d.C., y de acuerdo a los estudios epigráficos realizados hasta ahora se ha podido precisar que hacia el año 660 el sitio de Moral-Reforma estuvo sujeto al señorío de Calakmul, posteriormente hacia el 690 el dominio sobre el sitio cambió a Palenque.

El sitio se encuentra entre el arroyo el Cayab y el Río San Pedro, que en la época prehispánica comunicaba la zona del Petén guatemalteco con el Río Usumacinta, y a su vez conducía a la Costa del Golfo. Esto convirtió al sitio en un importante punto para el tráfico comercial de embarques y cayucos de la época.

Ello, sumado a la explotación de sílex o pedernal, que se daba en grandes cantidades en la región, material indispensable para la elaboración de herramientas, provocó que la región haya cobrado suma importancia para señoríos mayas de Calakmul -que se encuentra a 60 kilómetros en línea recta- y de Palenque con quien se tenía comunicación fluvial.

La inversión de la exploración del sitio arqueológico hasta el momento ha sido de poco más de un millón 300 mil pesos erogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.


cvtp



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD