aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Influenza Farmacias hacen agosto en medicamentos

Algunos establecimientos aprovechan la emergencia para hacer negocio al vender un cubreboca hasta en 50 pesos, mientras que el tratamiento contra la influenza se eleva a 500 pesos
Ciudad de México | Viernes 24 de abril de 2009 Notimex | El Universal16:09
Comenta la Nota

Además de caros, en las farmacias aledañas al centro médico Siglo XXI y al Hospital General se agotaron los antivirales para combatir la influenza, así como el medicamento para prevenirla.

Mientras el secretario de Salud, José Ángel Córdoba, aseguró que existen los medicamentos en el sistema de salud para atender todos los casos.

Sin embargo, en un recorrido realizado por la zona de hospitales se encontró que una familia de cuatro miembros tendría que gastar 392 pesos en su tratamiento de prevención, y para combatir la influenza el gasto ascendería a 2 mil ocho pesos.

En este recorrido se identificó también que hay quienes aprovechan esta emergencia para hacer negocio, ya que los puestos ambulantes ubicados a las afueras de ambos nosocomios se observó que los cubre bocas se ofertan hasta el 50 pesos

Los encargados de las farmacias, aseguraron que en sólo 24 horas los tres medicamentos básicos, tanto para combatir la influenza como para prevenirla se agotaron e ignoran cuándo podrán reabastecerse.

Expusieron que los proveedores de los medicamentos les comunicaron que no tendrán la posibilidad de responder a la demanda del público de este tratamiento.

De acuerdo a información proporcionada por los encargados de las farmacias, hay dos medicamentos para combatir la influenza.

El primero se denomina Relemza, con un costo de 440 pesos y el Tamiflu que fluctúa entre los 472.80 pesos y los 502 pesos, mientras que el medicamento para la prevención de la influenza denominado Gabirol tiene un costo de 88 a 98 pesos.

En la gran mayoría de estas farmacias también están agotados los cubre bocas tanto por la demanda del público en general, como por el oportunismo de los vendedores ambulantes quienes los adquirieron para revenderlos en sus puestos y a las afueras del metro en un peso cada uno.

 

fllq



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD