aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En libertad, estudiante mexicano preso en España

Alejandro Ordaz Moreno, el estudiante de 29 años acusado de intentar matar a dos policías que supuestamente lo confundieron con un delincuente, quedará en libertad condicional sin fianza
Muestra el video

Video: Confía mexicano en justicia española (de archivo).

Madrid, España | Miércoles 18 de febrero de 2009 Ana Anabitarte/corresponsal | El Universal09:06
Comenta la Nota

Alejandro Ordaz Moreno, el estudiante mexicano de 29 años acusado de intentar matar a dos policías que supuestamente le confundieron con un delincuente, será puesto en libertad condicional sin fianza en las próximas horas.

Según confirmó a EL UNIVERSAL su abogado Fernando Retamar, la Fiscalía del caso accedió a conceder la libertad al joven con unas condiciones: que establezca un domicilio legal conocido, que entregue el pasaporte a la justicia y que se presente cada quince días ante el juez. Y hoy mismo el joven abandonará el Centro Penitenciario de Sevilla en el que lleva encerrado más de once meses.

Los padres de Alejandro, Esteban e Isabel, aseguraron estar felices con la noticia. "Estamos muy contentos. Llevamos meses esperando este momento. Alejandro es inocente y lo va a demostrar", aseguró su padre que lleva ocho meses viviendo en la ciudad andaluza para estar cerca de su hijo. "Él es buen chico, un buen estudiante que está en Sevilla becado por el CONACYT para realizar un doctorado en energías renovables que jamás ha sido acusado de nada", añadió.

Alejandro Ordaz, de 29 años, fue detenido a las tres de la madrugada del pasado 8 de marzo. Dos policías nacionales que prestaban servicio vestidos de paisano recibieron un aviso para identificar a una persona de determinadas características físicas que estaba acosando a tres mujeres. Cuando circulaban por una calle del barrio de la Macarena, en Sevilla, los dos agentes se encontraron a Alejandro, cuyas características físicas coincidían con el sospechoso, y le solicitaron que se identificase. Alejandro pensó que le querían secuestrar y los golpeó. Finalmente y después de una brutal pelea entre los tres, fue detenido y desde entonces está preso en la cárcel de Sevilla.

Ahora el fiscal pide trece años de cárcel: cuatro años por dos delitos de intento de asesinato, cuatro años más por atentado a la autoridad y un año más por tenencia ilícita de armas. Y solicita una indemnización de 16 mil euros para un policía y 15 mil para el otro por las lesiones que el joven les causó y los daños morales. Unas lesiones que según el parte médico provocaron traumatismo craneoencefálico, esguince cervical y contusiones que tuvieron cinco días hospitalizada y 75 de baja laboral a la mujer policía, y la fractura de un dedo de la mano, distensión cervical y contusión mandibular, por las que estuvo 70 días de baja su compañero.

grg



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD