aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Arrestan a gays por besarse en la frente en Q. Roo

Denuncian dos jóvenes, ciudadanos estadounidenses, que fueron levantados 15 horas por policías municipales por faltas a la moral

Bandera de la diversidad sexual. (Foto: )

Ciudad de México | Miércoles 22 de octubre de 2008 Redacción | El Universal08:17

Una pareja homosexual de ciudadanos estadounidenses que residen en Playa del Carmen, Quintana Roo, denunció que fueron arrestados y encarcelados durante 15 horas hasta que pagaron una fianza de dos mil pesos por abrazarse y besarse en la vía pública. Los policías municipales argumentaron que "es una falta a la moral".

Eric Schroeder, de 22 años de edad, hijo de madre estadounidense, y el puertorriqueño José Méndez, de 35, aseguraron que cerca de las 22:30 de la noche del pasado 10 de octubre fueron detenidos por integrantes de la Policía Municipal de Playa del Carmen, cuando en casa de uno de ellos se despedían.

"Estábamos resolviendo unas diferencias que teníamos, fueron unos cuantos abrazos y un beso en la frente. En eso, llegaron y a los dos nos pusieron esposas y nos subieron por faltas a la moral", relató Schroeder, en entrevista, y negó que estuvieran realizando alguna actividad sexual.

Los jóvenes comentaron que antes de llegar a la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito local "nos pasearon" mientras levantaban a más personas que presuntamente habían cometido otros delitos. "Querían dinero y al ver que no lo obtenían nos llevaron".

Eric señaló que a su llegada a las oficinas policiacas "uno de ellos le dijo a mi novio 'puto de mierda' y otro (policía) comentó que lo que hicimos ya no es ilegal, ellos ya se pueden abrazar. Pero lo callaron", según informa la Agencia de Noticias de Diversidad Sexual (Anodis).

De acuerdo al relato de la pareja la policía sí tuvo conocimiento de que eran ciudadanos norteamericanos, pues los encerraron en la celda 1, dedicada a los extranjeros. Sin embargo nunca se le informó a las autoridades de Estados Unidos, como lo establece el Código de Procedimiento Penales de Quintana Roo en el artículo 22.

Schroeder señaló que el jueves pasado confirmaron este hecho con la cónsul Samantha Mason, quien les aseguró que no tuvieron en esa oficina conocimiento del caso, les brindó todo su respaldo y les sugirió presentar una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado.

El joven señaló que "éramos como cinco (en esa celda): uno de Guatemala, uno de Cuba y luego llegó un eslovaco. Nadie nos hacía caso". A las 15 horas de encerrados dijo que un policía se ofreció a sacar dinero de una de sus tarjetas de crédito para pagar la fianza, "nos cobró 300 por el favor".

cgb



PUBLICIDAD