aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Presionan el precio de tortilla

DE LOS CORRESPONSALES| El Universal
Lunes 07 de enero de 2008
Aunque en la mayoría de las entidades el costo de la tortilla no registra aumento, en Veracruz, Guerrero y Tamaulipas hubo alzas con el argumento de que el gasolinazo elevó los fletes

[email protected]

El precio de la tortilla se mantiene en lo general sin aumento en la mayoría de los estados, pero ante la incertidumbre por la vigencia del capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) y las fuertes presiones de los industriales de la masa, en Veracruz, Guerrero y Tamaulipas hubo incrementos con el argumento de que el gasolinazo elevó los fletes.

Empresarios de la masa y la tortilla consideran la necesidad de subir el precio del producto con base en supuestos incrementos en el costo de las importaciones de maíz blanco por la entrada en vigor de la segunda etapa del capítulo agropecuario del TLCAN.

Dicho apartado permite el ingreso al país, sin ningún tipo de gravamen, de maíz, frijol, azúcar de caña y leche en polvo procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Eduardo Sojo, secretario de Economía, negó la posibilidad de que, por la libre importación de maíz, se incremente el precio de la tortilla, porque se trató de una apertura gradual que inició desde 1994, por lo que consideró necesario que la Procuraduría Federal del Consumidor vigile para evitar abusos.

Campesinos aducen competencia desigual

Organizaciones campesinas que cultivan maíz y frijol mantienen desde julio pasado una campaña contra la apertura del TLCAN, por considerar que el campo mexicano está en desventaja ante los agricultores de Estados Unidos y Canadá, en especial en la producción de maíz blanco destinado al consumo humano.

En Mexicali, Baja California, limítrofe con Estados Unidos, el kilogramo de tortillas está sin cambio, entre seis pesos y 12 pesos, ya que en esa entidad no se produce maíz y se adquiere en Sinaloa. “Si nos aumentan el maíz, nosotros tendremos que aumentar la tortilla”, dijo Laura Rodríguez, propietaria de un local.

Consideró la posibilidad de que se incremente el precio de las tortillas, pues los fletes y el transporte del maíz aumentaron. “El precio de la tortilla no está controlado, por ello sólo se puede vigilar a los tortilleros para que no abusen del consumidor”, dijo el subprocurador de la Profeco en Mexicali, Luis Carlos Torres.

En Tijuana, donde las tiendas de autoservicio venden tortillas entre 8 y 9 pesos el kilogramo, el presidente de la Agrupación de Industriales de la Masa y la Tortilla, Antonio Gómez Flores, descartó la necesidad de importar maíz, porque en México hay suficiente y negó que se tengan que subir los precios.

Por lo general, en tiendas de autoservicio se encuentran los precios más bajos.

El costo más alto por kilogramo se registró en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con 13 pesos, aunque opera desde el año pasado y sin que se hayan reportado incrementos. En Morelia, el precio se mantiene en 8.50 pesos.

Marcha atrás en Yucatán

En el sur del país, Quintana Roo, la tortilla continúa a 10 pesos el kilogramo, pero algunos tortilleros no descartaron que en los próximos días haya un incremento, porque “la harina aumentó”.

En Yucatán, los tortilleros elevaron de 8.50 a 11 pesos el kilogramo, pero tras advertencias de la Profeco volvieron al antiguo precio de un máximo de 10 pesos.

En Chiapas, un acuerdo entre industriales y el gobierno permite la venta del producto en 8 pesos y las cadenas comerciales lo colocan en 5 pesos, como sucede en Chihuahua, donde el precio es de 9 pesos.

En Xalapa, Veracruz, el costo no ha variado, pero en el puerto pasó de 8.5 a 10 pesos en expendios de industriales de la masa, quienes prevén el cierre de varios de sus negocios ante la negativa de las autoridades para autorizarles un incremento y paliar las constantes alzas al gas, energía eléctrica y agua.

En Guanajuato, los 2 mil agremiados de la Federación de Industriales de la Masa y la Tortilla se comprometieron a sostener el precio en 8 pesos, aunque el secretario general, Víctor Carrillo Urquieta, admitió que hay incertidumbre por el incremento en los energéticos. El dirigente anunció que esta semana se reunirán con la Secretaría de Economía.

En Guerrero, los industriales acordaron incrementar de 10 a 12 pesos el kilo de la tortilla, debido al aumento de la gasolina y otros insumos, mientras que en Hidalgo, los precios oscilan entre 6 y 9 pesos, y en Nuevo León se mantuvo entre 8.50 y 9 pesos, al igual que en Sinaloa e Hidalgo.

En San Luis Potosí no varió de 9 pesos, en tanto que en Tamaulipas pasó de 9 a 10.50 pesos. En Coahuila aún se vende en 8.50 pesos el kilo, pero según el ex coordinador del Congreso Agrario Permanente (CAP) de La Laguna, Elías García Valenciano, se prevé desabasto de maíz, lo que motivará la especulación.

En Zacatecas, el precio se mantiene en 8.50 pesos, aunque en los expendios no se descarta un incremento, porque los industriales aseguran que han aumentado los precios de la materia prima. (Con información de Gladys Rodríguez, Julieta Martínez, Rosa Fierros, Francisco Ynurreta, Hilda Fernández, Enrique Proa, Ulises Zamarroni, Óscar Gutiérrez, Luis Cano, Mónica Hernández, Xóchitl Álvarez, Juan Gómez, Dinorath Mota, Emmanuel Cervantes, Rafael Millán, Justino Miranda, Jesús Padilla, Genaro Altamirano, Blanca Galindo, José Arreola, Silvia Hernández, Adriana Ochoa, Javier Cabrera, Marcelo Beyliss, Roberto Aguilar, Érick Viveros, Édgar Ávila, Yazmín Rodríguez e Irma Mejía)



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0