aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Caníbal inhaló cocaína; confirman suicidio

El Universal
Jueves 13 de diciembre de 2007
Muestra el video

Videos: Momentos de tensin en entierro de El Canbal.

José Luis Calva Zepeda había consumido la droga dentro del Reclusorio Oriente, según arrojó la autopsia. Por ello, la Procuraduría capitalina envió un desglose a la PGR para que indague el presunto tráfico de droga en ese penal

[email protected]

[email protected]

José Luis Calva Zepeda, El Caníbal de la Guerrero, había consumido cocaína dentro del Reclusorio Oriente, según arrojó la autopsia. Por ello, la Procuraduría capitalina envió un desglose a la Procuraduría General de la República para que indague el presunto tráfico de droga en ese penal.

En tanto, autoridades y familiares se mostraron proclives a darle carpetazo a la investigación sobre la muerte de Calva Zepeda. Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del DF, descartó remover al director de Reclusorios, Hazael Ruiz, aunque dijo que se relevarán a custodios de prisiones locales.

El director de Servicios Periciales de la Procuraduría capitalina, Rodolfo Rojo, sostuvo que el caníbal se suicidó pues no hallaron huellas de tortura en su cuerpo ni de lucha en su celda. El fiscal de la Agencia 50, Gerardo Monroy dijo que no se ejercitará acción penal por la muerte de Calva porque “el suicidio no es punible”.

La PGJDF llamó a declarar a los tres custodios del Reclusorio Oriente pero sólo en calidad de “testigos”.

Tres hermanos de Calva Zepeda dijeron que con la inhumación del cuerpo se ponía “punto final a esta historia”, y aunque antes habían acusado de homicidio a internos que supuestamente lo extorsionaban, ayer se desistieron de toda acción penal. Los abogados tampoco insistirán.

Pidió perdón

En la bolsa de su pantalón y en la celda número 12 que ocupó en el reclusorio, las autoridades encontraron dos cartas póstumas.

“Perdóname mamᔠfue lo último que Calva escribió a su madre, Elia, ante la renuencia de ésta a visitarlo.

“Hoy aquí tras estas rejas que me aprisionan junto al silencio de estos fríos y largos pasillos te digo con el corazón entre mis manos no me alejes de ti, y sobre todo perdóname mamá”.

En la ficha de identificación del presunto poeta y escritor de novelas de terror, nacido el 20 de junio de 1969, aparecen uno a uno sus familiares y el concepto que tenía de éstos. En este relato resalta Elia Zepeda a quien describió como madre castrante.

Después de su captura, el caníbal intentó acercarse a su madre sin tener respuesta. Ella en cambio manifestó a la Policía Judicial que estaba muy enferma y que él se había buscado esos problemas, y que los arreglara como pudiera.

Con sus hermanos también mantuvo una relación distante que le provocaban estados de depresión.

Vendía poemas en prisión

Aunque debió estar separado del resto de la población carcelaria, por su perfil de alta peligrosidad, hasta él llegaban otros internos para pedirle poemas. “Le daban a cambio 10 pesos, un dulce, unas papitas fritas”, contó Humberto Guerrero Platas, uno de sus abogados.

Martín Gabriel Barrón, criminólogo e investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), criticó el mal trato que las autoridades dieron al caso, al declarar a menos de 48 horas de investigaciones, que su muerte fue un suicidio.

La muerte de Calva Zepeda es una más de las que han ocurrido dentro de los reclusorios del Distrito Federal, a veces por riñas, otras por suicidio.

Además, diversas organizaciones de derechos humanos han documentado varias irregularidades en las prisiones capitalinas como el tráfico de droga, la introducción de celulares, o el cobro de cuotas a los presos y sus familiares para no ser molestados.

En el presente año han ocurrido 15 suicidios y 13 homicidios se en los 10 centros de reclusión del Distrito Federal, según cifras oficiales. (Con información de Alberto Cuenca)



comentarios
0