aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Tiene hermano de Fox departamento de 1.2 mdd

Redacción| El Universal
Nuevo Vallarta, Nayarit | Lunes 22 de octubre de 2007

Además del amor por la campiña de San Cristóbal, Vicente y José Luis Fox Quesada comparten atracción por la bahía de Banderas. (Foto: Especial )

Desde hace cuatro años, José Luis, el hermano menor del ex presidente Vicente Fox Quesada, es propietario de un departamento en Mayan Island, un exclusivo conjunto residencial de la cadena Mayan, que está a menos de un kilómétro de la capitanía del puerto de Nuevo Vallarta, Nayarit

[email protected]

Además del amor por la campiña de San Cristóbal, Guanajuato, Vicente y José Luis Fox Quesada comparten atracción por la bahía de Banderas.

Cuando fue presidente de México, el mayor de la familia Fox Quesada impulsó el corredor turístico Riviera Nayarita. Y tanto fue el gusto por este conjunto de playas, que su hermano José, como le dicen sus familiares y amigos, se hizo condómino en Mayan Island desde hace cuatro años.

Junto con su esposa, Luz María Lozano Fuentes de Fox, ocupa el departamento 501 de la torre de ocho pisos, localizada en medio de un conjunto de exuberantes jardines y tranquilos lagos que complementan las torres Seibal y Edzná, de acuerdo con datos recabados por este diario.

El conjunto residencial donde Fox Quesada tiene su propiedad está a menos de 100 metros del hotel Sea Garden, dentro de un complejo de la cadena Mayan, a menos de un kilómetro de la capitanía del puerto de Nuevo Vallarta.

Antes de llegar al acceso principal para los condominios, hay una pequeña tienda y el spa Brío. Pronto abrirá un club de raqueta. Todo, en conjunto, es conocido como el Mayan Country Club.

Las tres torres del conjunto Mayan Island Nuevo Vallarta están frente a lagos y tienen vista al campo de golf. Ixcun fue la primera en construirse, en 2003. Es una exclusiva torre de ocho pisos con vista al océano Pacífico.

El departamento de Fox Quesada cuenta con tres recámaras y una extensión de 350 metros cuadrados, con una cocina estilo americano, cubiertas de granito, puertas de maderas tropicales y jacuzzi dentro de la habitación principal.

“Fueron ofrecidas al público en general en 1.2 millones de dólares”, explican en la recepción del conjunto residencial, al que accedió EL UNIVERSAL el pasado sábado 20 por la tarde.

Los penthouses en esa misma torre cuestan 1.5 millones de dólares, pero actualmente todo el desarrollo está vendido, de acuerdo con el departamento de ventas de Mayan Island. La renta de un departamento de dos recámaras cuesta 600 dólares diarios, según la inmobiliaria Christie’s Real State, de Puerto Vallarta, Jalisco.

“Entre los dueños hay empresarios y gente importante del gobierno”, explicó Juan Carlos Arias, corredor de bienes raíces que tiene a su cargo la venta de un departamento aledaño, en la torre Edzná.

El intermediario aseguró además que Mayan Palace ha tenido especial cuidado en seleccionar a los compradores. Y es que Nuevo Vallarta es uno de los destinos turísticos preferidos de los barones del crimen organizado.

La última de las torres de condominios de Mayan Island en construirse se llama Seibal y se trata de una torre de 10 pisos con seis penthouses; el costro promedio de los departamentos, durante la preventa, fue de 300 mil dólares.

El caso de Ixcún es distinto. Los Fox Lozano deben pagan 450 dólares mensuales por servicio de mantenimiento, casi el doble del costo promedio en los condominios de la bahía.

La propiedad ha sido visitada en varias ocasiones por el ex presidente, su esposa, Marta Sahagún Jiménez, y su madre, Mercedes Quesada de Fox, quien hasta su muerte no faltó a los cumpleaños de una de sus nietas.

Los vigilantes del condominio recuerdan las visitas de la ex pareja presidencial, porque el Estado Mayor Presidencial tomaba el control de los accesos al conjunto residencial, aunque la zona es bastante segura. A la entrada de la zona hay plumas mecánicas.

Los consentidos

De los nueve hijos del matrimonio formado por José Fox Pont y Mercedes Quesada, cuatro son varones: Vicente, José Luis, Cristóbal y Juan Pablo.

A mediados de la década de los 90, los hermanos Fox Quesada formaron Grupo Fox, controlador de las empresas Congelados Don José, El Cerrito, Fox Brothers, y Botas Fox.

Al paso de los años se separaron. Cristóbal Fox quedó al frente de Xtra Congelados, la empresa que sustituyó a Don José. José Luis, en cambio, siguió dedicado a las actividades agroindustriales en las 55 hectáreas de terrenos que posee en San Francisco del Rincón, Guanajuato.

Y mientras gastaba 1.2 millones de dólares, estuvo en el padrón de productores de Aserca. Entre 2001 y 2004 recibió 350 mil pesos de apoyos económicos. Junto con su esposa, Luz María —“Lucha”, le dicen en la familia—, acudió como testigo a la boda civil de su hermano con Marta Sahagún Jiménez, el 2 de julio de 2001, en los jardines de la residencia oficial de Los Pinos.

En Puerto Vallarta, José Fox Quesada es un personaje conocido por su afición a los restaurantes del primer cuadro. Se ha dejado ver en el café Des Artistes, El Trío, Sí Señor y De Santos, considerados entre los mejores de ese centro turístico, por la excelencia de su cocina.



comentarios
0