aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Obtiene Armando González Torres el premio nacional Alfonso Reyes

El poeta y ensayista recibió el premio por un estudio realizado sobre la personalidad pública del Premio Nobel de Literatura 1990, Octavio Paz, títulado "Las guerras culturales de Octavio Paz"
Ciudad de México | Sábado 22 de diciembre de 2001 Notimex | El Universal19:08

El poeta y ensayista Armando González Torres externó su satisfacción porque ganó el Premio Nacional de Ensayo "Alfonso Reyes" 2001, por un estudio realizado sobre la personalidad pública del Premio Nobel de Literatura 1990, Octavio Paz, títulado "Las guerras culturales de Octavio Paz".

Dotado de 80 mil pesos y apoyo para la publicación del ensayo, el Premio Nacional que entrega el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, en colaboración con el Instituto de Cultura de Nuevo León y la universidad de ese estado, es para González Torres la mejor recompensa, pues se le otorgó por su trabajo sobre el Nobel, que conjuga a dos personalidades: Paz y Reyes.

"El libro de Octavio Paz es más que una biografía intelectual o una biografía política, es un acercamiento a su biografía como personaje público, que fue, sus obras, la reflexión que éstas provocaban en los lectores, lo que determinó que él se convirtiera en un autor fundamental del pensamiento y de la política en los últimos años del siglo pasado", precisó.

En declaraciones a Notimex, González aseguró que los resultados de su trabajo que desarrolló por más de cinco años, le demostró la valentía de Paz, incluso en decisiones, como la de 1968, "que sólo él tomó y nadie más lo hizo", el de reunciar como embajador en India.

"No se debe soslayar la importancia de la valentía y la honestidad que llegó a ejercer Octavio Paz en muchos de sus actos públicos", comentó.

"Sin embargo, el hecho de que haya sido un solitario, un marginal y un incomprendido es un gesto de coquetería intelectual que forma parte del arquetipo intelectual de este escritor independiente que Paz trató de dejar a la posteridad", subrayó.

Puntualizó que Paz se vio rodeado de gente importante, pues desde su juventud supo establecer relaciones convenientes con personas que lo ayudaba, como el nobel chileno de Literatura 1971, Pablo Neruda, y los escritores mexicanos Jorge Cuesta y Alfonso Reyes.

"Las guerras culturales de Octavio Paz" es calificado por su autor como un borrador, una radiografía porque para alguien tan importante como Paz, exige cubrir los momentos más relevantes del siglo pasado, pues su influencia estuvo presente en la mayoría de los debates de las políticas culturales del siglo pasado, sostuvo.

"Es un tema inagotable y asumo que son solamente unos apuntes, que tal vez sugieran algunos temas", manifestó González Torres, quien es poeta y ensayista y entre su libros publicados detacan "La sed de los cad½averes" y "La conversación ortodoxia".

El ensayo nacido de una primera entrega para la revista "Viceversa", aborda la vida de "un actor que trató de restituir el papel del artista como un factor social muy importante, a partir de 1968 encarnó un arquetipo intelectual, el del intelectual independiente en América Latina, que en ese momento se opuso a la idea, privativa en toda la izquierda, del intelectual comprometido".

Por eso significó un contrapeso muy importante a lo que era la corriente intelectual dominante, que tendía más al compromiso y a la participación del intelectual en transformación social, en la revolución en algunos momentos "Paz buscaba la independencia de las ideologías". González Torres dijo que "Octavio Paz es inimitable, por muchas cosas, es muy difícil que un intelectual sea capaz de reproducir sus ideas".



 

PUBLICIDAD