aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sin cambios, primero y segundo de la contienda

Invalida más de 237 mil sufragios, incluyendo los de candidatos no registrados y los nulos; la demanda para que no se declare la validez de la elección se resolverá en el próximo dictamen del tribunal, que podrá estar listo entre el 2 y 4 de septiembre
Ciudad de México | Martes 29 de agosto de 2006 Arturo Zárate | El Universal

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación mantuvo sin cambios el primero y segundo lugar en la elección presidencial; hubo ajustes en la sumatoria de votos, porque se anularon casillas, pero sigue al frente Felipe Calderón del PAN, seguido de Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Por el Bien de Todos.

Las impugnaciones de la coalición sobre la elección presidencial, relacionadas con los cómputos, prosperaron parcialmente. Su demanda para que no se declare la validez de la elección se resolverá en el próximo dictamen del tribunal, que podrá estar listo entre el 2 y 4 de septiembre. El plazo vence el 6 del mismo mes.

Para culminar la calificación del proceso, en los siguientes días, dos de los siete magistrados tendrán que elaborar dicho dictamen, que incluirá la sumatoria final de los votos, así como, en caso de que proceda, las declaraciones de validez de la elección y de presidente electo.

Ayer, en su sesión pública, al resolver los magistrados 375 juicios de inconformidad (240 de la coalición, 133 del PAN y 2 de ciudadanos), si bien se anularon casillas, el ajuste en las cifras de votos no modificó las posiciones de los candidatos a la Presidencia. Calderón conservó el primer lugar, seguido de López Obrador.

Sin embargo, a los cinco candidatos se les restaron votos: Felipe Calderón perdió 81 mil 080 votos, Andrés Manuel López Obrador 76 mil 897 votos, Roberto Madrazo 63 mil 114 votos, Patricia Mercado 5 mil 962 votos y Roberto Campa 2 mil 743.

Durante el desarrollo de la sesión, sólo los magistrados Alejandro Luna y Alfonsina Berta Navarro dieron cifras de casillas anuladas y del impacto en la votación, pero nada más de los casos que a ellos les tocó resolver.

"Es de apreciar un número mínimo en decremento de la votación recibida por ambos enjuiciantes (PAN y coalición), de muy poca significación en relación con la votación total emitida", comentó el magistrado presidente Leonel Castillo.

Todas las cifras, de las casillas anuladas y del ajuste en los votos, la sociedad podrá conocerlas a través de cada una de las 375 resoluciones que aparecerán en las próximas horas en la página de internet del propio tribunal (www.trife.org.mx), precisaron los magistrados Mauro Miguel Reyes Zapata y Leonel Castillo.

La coordinación de comunicación del TEPJF, "con el propósito de satisfacer el requerimiento de información de la ciudadanía", adelantó un reporte preliminar.

El total de votos que había en las casillas anuladas fue de 237 mil 736 (incluyendo los votos para candidatos no registrados y votos nulos).

Con base en las cifras aproximadas del área de comunicación del Tribunal y las cifras totales del IFE sobre la elección presidencial, Felipe Calderón se quedaría con 14 millones 919 mil 204 votos y Andrés Manuel López Obrador con 14 millones 679 mil 453 votos.

Una diferencia de 239 mil 751 votos. El porcentaje de diferencia seguiría siendo el mismo: 0.58%.

Sobre el reclamo o los alegatos de la coalición Por el Bien de Todos para que no se declare la validez de la elección presidencial, porque no se hizo el recuento total de votos en los 300 distritos, los magistrados resolvieron que esto se defina en la etapa final del proceso de calificación.

Es decir, esto lo tendrán que resolver los magistrados con su último dictamen en esta materia, que deberán aprobar a más tardar el 6 de septiembre. Falta hacer la suma total de votos y decidir si fue válida o no la elección y si procede emitir la declaratoria de presidente electo.

La anulación de casillas se debió a errores aritméticos que fueron determinantes en el resultado y a la sustitución irregular, en algunos casos, de funcionarios de casillas.

En su calidad de presidente del tribunal, Leonel Castillo defendió la actuación de la institución y sostuvo que no hay motivo alguno para sospechar que se favoreció a candidato alguno. Se denunciaron "múltiples irregularidades" en la elección presidencial pero no se demostraron y el tribunal en estos casos no puede resolver sólo con base en dichos, afirmó.

Su compañero Fernando Ojesto destacó que los votos se contaron y quedaron definitivos, "se cuidó y se respetó el ejercicio de la voluntad ciudadana expresada en las urnas".



PUBLICIDAD