aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




SNTE apoya iniciativa; niega ruptura con EPN

Nurit Martínez| El Universal
Miércoles 12 de diciembre de 2012

[email protected] 

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se pronunció ayer como “aliado del Estado mexicano” y dio también la bienvenida a la iniciativa de reforma del artículo 3 constitucional para hacer obligatoria la evaluación a maestros y que la Secretaría de Educación Pública recupere la rectoría en el sector.

Sin embargo, la organización se pronunció por una evaluación integral y no sólo de diagnóstico.

Descartó que entre el gobierno del presidente Enrique Peña y el SNTE, que preside Elba Esther Gordillo, exista ruptura. La dirigencia nacional atribuyó que sus críticos y adversarios son los que pretenden “generar la percepción de una ruptura o un enfrentamiento entre el SNTE y el gobierno federal. No vamos caer en esa provocación absurda”.

Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE, presentó un documento con el cual el magisterio respalda la reforma educativa que presentaron las fuerzas políticas firmantes del Pacto por México —PRI, PAN y PRD— en días pasados en el Museo Nacional de Antropología.

En el auditorio principal de la sede del SNTE, Díaz de la Torre recordó también que algunas de las iniciativas han sido reclamos y propuestas de la organización magisterial desde hace diez años, tales como la autonomía del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y la reformulación de la Carrera Magisterial.

De igual manera, planteó que fue a propuesta del SNTE que el gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa determinó que “las plazas de nuevo ingreso” estuvieran sujetas a un examen de oposición, que se transformara la Carrera Magisterial y se construyera un sistema nacional de evaluación integral y no sólo para desarrollar diagnósticos.

A nombre de la organización que representa a poco más de 1.6 millones de trabajadores, Juan Díaz de la Torre aseguró que el magisterio, como actor institucional, seguirá “siendo un aliado del Estado mexicano”, por lo que respaldó la “urgencia de la reforma educativa que el país necesita, con la reivindicación legal y legítima” de todos los maestros.

Afirmó que el SNTE tiene la titularidad “legal, legítima y democrática” en las relaciones laborales frente al Estado mexicano; y advirtió que en medio del debate educativo “los críticos y los adversarios de nuestra organización intentan estigmatizar y debilitar al magisterio, al sindicato e incluso a la escuela pública”.



comentarios
0