aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Plantea OCDE remover a los malos maestros

Nurit Martínez| El Universal
Lunes 12 de noviembre de 2012
Plantea OCDE remover a los malos maestros

MEJORAS. La propuesta incluye un periodo de prueba de uno o dos años a maestros. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


[email protected]  

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pidió a México considerar “remover” de su cargo a los maestros de educación básica que de manera reiterada no obtengan buenos resultados en las evaluaciones de desempeño.

Paulo Santiago, analista de la División de Educación de la OCDE y coordinador del Informe Evaluación Educativa y Evaluación en México. Fortalezas, Desafíos y Políticas Prioritarias, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que para el ingreso y permanencia de los maestros de educación básica se debe establecer una ruta que permita que lleguen los mejores a través de un examen y llevar a cabo una evaluación constante a los que permanecen en el sistema.

La propuesta incluye que los egresados de las normales o de las escuelas formadoras de profesores sean sometidos a “un periodo de prueba, de uno o dos años” antes de que sean confirmados en sus puestos de trabajo.

Prevé someter a los que están dentro del sistema a un proceso de certificación cada cuatro años. Quienes no logren buenos resultados de manera reiterada y tras brindarles alternativas de capacitación, “la opción de remover al docente de su cargo debe ser considerada”.

El pasado jueves la Organización dio a conocer el documento que realizó a partir de un examen al sistema educativo mexicano, para revisar las acciones que, entre otras, incluye la evaluación a maestros.

Propuestas para México

Como se detalló, el informe de la OCDE incluyó 44 “retos” y otras 44 “sugerencias para el desarrollo futuro de la política”, con lo que se plantea la necesidad de establecer un “plan estratégico” que permita elevar la calidad del sistema, pero también la entrega de estímulos a maestros.

De acuerdo con el estudio, ¿México ha equivocado el camino de las evaluaciones? ¿Debe corregir la ruta?

Ha avanzado en el desarrollo de las bases de un marco para evaluar la educación. A partir de la década de 2000 la política educativa ha conferido un papel estratégico fundamental a la evaluación como herramienta imprescindible para la planeación, rendición de cuentas y elaboración de políticas públicas.

Pablo Santiago explicó que México ha desarrollado “un concepto de evaluación más limitado” a funciones de rendición de cuentas y supervisión de cumplimiento de normas, enfocado en la medición de resultados, en particular a través de la utilización excesiva de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), como instrumento para evaluar a docentes, escuelas y el sistema en su conjunto.

“La prioridad, a partir de ahora, debería ser potenciar la utilización de los resultados de las evaluaciones para generar mejoras en las prácticas de aprendizaje y enseñanza. Esto se concretiza, por ejemplo, asegurando que las evaluaciones llevan a la preparación de planes de desarrollo profesional para los docentes, planes de mejora de las escuelas o fortaleciendo la evaluación formativa de los alumnos”, indicó.

A los maestros que de manera constante salgan con bajo desempeño, ¿habrá que retirarlos del sistema?

Nuestro informe recomienda mecanismos para identificar bajo desempeño docente en el sistema. Primero, apoyamos la introducción del Examen Nacional de Conocimientos y Habilidades Docentes del concurso para plazas docentes. Esta iniciativa es positiva y puede ayudar a asegurar un cierto control de calidad de los programas de formación inicial del profesorado y asegurar transparencia en la obtención de una plaza.

“Segundo, sugerimos la introducción de un proceso formal de prueba para los nuevos profesores. Según nuestro punto de vista, la finalización satisfactoria de un periodo de prueba de uno a dos años de enseñanza debería ser obligatoria antes de la confirmación del puesto docente permanente. Finalmente, nuestro informe recomienda que, una vez adquirido un puesto permanente, todos los docentes deben de ser evaluados periódicamente en un proceso de certificación de competencias para la docencia”.

El visitador de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos afirmó que “si la evaluación revela bajo desempeño, en una primera etapa el docente debe de tener la oportunidad para mejorar sus prácticas a través de un plan de desarrollo profesional obligatorio. Subsecuentemente a la ejecución de ese plano, el docente deberá ser sometido a una nueva evaluación y, si efectivamente la evaluación sigue revelando bajo desempeño, la opción de remover al docente de su cargo debe de ser considerada”.



comentarios
0