aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cada vez más difícil, elegir candidato presidencial

Lilia Saúl Rodríguez | El Universal
Lunes 14 de noviembre de 2011
Cada vez ms difcil, elegir candidato presidencial

OPCIONES. Ese año la contienda por la silla presidencial se dio entre Vicente Fox Quesada (PAN), Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (PRD) y Francisco Labastida Ochoa (PRI). (Foto: FOTOS ARCHIVO EL UNIVERSAL )

El ejercicio de la democracia ha obligado a los partidos políticos a abrir sus procesos de selección entre dos o más aspirantes, lo que contrasta con años anteriores en los que el nombre del abanderado era una imposición

[email protected]

Los procesos internos de los partidos políticos para elegir a su candidato a la Presidencia de México durante 2000 y 2006 fueron cada vez más reñidos en el PRI y el PAN, no así en el PRD.

Sin embargo, ante los movimientos anticipados de los aspirantes a la Presidencia de la República, fueron necesarias reglas que no existían para impulsar la competencia reglamentada.

De acuerdo con una revisión de EL UNIVERSAL, en los procesos internos del PRI, PAN y PRD en las elecciones de 2000 y 2006, los partidos políticos cada vez han optado más por el método de la votación interna y democrática entre sus militantes.

La debacle del tricolor

Método de elección interna para elegir a su aspirante: elección abierta.

“Si nos dividimos, corremos el riesgo de perder la Presidencia”, dijo Francisco Labastida Ochoa, cuando aún no había ganado el proceso interno de su partido, el PRI, rumbo a la carrera electoral de 2000. Y tuvo razón.

El 7 de noviembre de 1999 el PRI celebró su proceso interno a través de una elección abierta a sus militantes, que participaron en todo el país. Hubo 10 millones de votos, de los cuales, la mayoría los ganó Labastida. De 300 distritos, 273 fueron para Labastida.

Los otros contendientes fueron Roberto Madrazo, Manuel Bartlett Díaz y Humberto Roque Villanueva. Este proceso interno se celebró en medio de varios roces y declaraciones encontradas entre los cuatro aspirantes.

El árbitro de la contienda fue el entonces dirigente nacional del PRI, José Antonio González Fernández. Esta elección fue la primera que llevó a cabo este instituto político, después de 70 años de permanecer en el poder.

Durante el proceso hubo acusaciones de irregularidades, acarreo y compra de votos, en su mayoría dirigidos contra el equipo de Labastida Ochoa y de sus simpatizantes. Después del proceso electoral interno, Roberto Madrazo Pintado anunció que no renunciaría al PRI, pero que haría una reforma “profunda” en su partido, del cual sería años después su presidente nacional.

Madrazo se hizo famoso en su precampaña por la frase “¿Quién dice que no se puede?”

Después de ganar la contienda interna, Labastida afirmó que el nuevo PRI se alejaría del ex presidente Carlos Salinas y que retomaría los ideales del extinto Luis Donaldo Colosio.

Abanderado único

Método de elección interna para elegir a su aspirante: abierta sólo a militantes de Acción Nacional.

El PAN votaba en junio de 1999 la aceptación de realizar “elecciones primarias” para elegir a su candidato a la Presidencia con la participación de sus militantes activos y adherentes.

El 12 de septiembre de 1999, Vicente Fox Quesada ganó las elecciones internas de su partido, Acción Nacional. El proceso interno se llevó a cabo “en absoluta tranquilidad”, según las crónicas de aquellos días. De hecho, la elección interna del PAN fue para ratificar a Vicente Fox como candidato único de este instituto político. En julio de 1999 se cerró la convocatoria de su partido y fue el único inscrito. A las 17 horas de aquél 12 de septiembre se cerraron las 860 casillas instaladas en todo el país, donde según los primeros reportes “se registró una aceptable participación tanto de militantes, como de adherentes”. Sin embargo hubo localidades del mismo Distrito Federal en los que la participación de los panistas no llegó a más de 50% de su padrón de militantes. En aquel tiempo la elección interna fue organizada por el Comité de Elección Interna que presidía el secretario general del PAN, Federico Ling Altamirano, quien dio a conocer a las 20 horas de ese día que Vicente Fox Quesada había obtenido el número de sufragios necesarios para declararlo formalmente como el abanderado del PAN para el proceso electoral de 2000.

Nuevamente Cárdenas

Método de elección interna para elegir a su aspirante: encuestas y/o designación por órganos electorales internos del instituto político.

En los primeros días de junio de 1999, Cuauhtémoc Cárdenas fue postulado, sin avisarle al PRD, como precandidato del Partido del Trabajo.

Fue hasta el 8 de septiembre de ese mismo año cuando su partido, el PRD, decidió, sin elecciones de por medio, elegirlo como candidato único .

El Servicio Electoral del PRD fue el que declaró a Cárdenas candidato único para los comicios de 2000.

José Barberán, integrante del Servicio Electoral, dijo en conferencia de prensa que no había otro candidato registrado y por lo tanto Cárdenas cumplía con todos los requisitos.

Javier Hidalgo, en aquél entonces Presidente del Consejo Nacional del PRD, anunció que Cárdenas debía rendir protesta a finales de septiembre.

Cárdenas Solórzano se convertía así por tercera ocasión consecutiva en candidato presidencial. A la par de su aspiración estaba la de Porfirio Muñoz Ledo, quien también pertenecía al PRD y buscaba la candidatura presidencial. Sin embargo, al ver que no había las condiciones necesarias para impulsar su candidatura, el entonces perredista presentó su renuncia el 12 de enero de 2000 y advirtió que Cárdenas no haría ganar al PRD.

El 27 de septiembre de 1999, Cuauhtémoc Cárdenas con apenas dos años de su mandato renunció a seguir siendo Jefe de Gobierno del Distrito Federal para competir por la candidatura presidencial de su partido.

Al interior del PRD hubo quejas después de los resultados electorales obtenidos en 2000, debido a que el PRD obtuvo bajos resultados después de que su candidato, Cuauhtémoc Cárdenas, se le viera ya como un candidato cansado, ya que por tercera ocasión consecutiva participaba como el abanderado de la izquierda en México.

A pesar de los procesos abiertos del PRD para elegir a sus dirigentes nacionales, en el caso de las candidaturas presidenciales sólo ha tenido dos en toda su historia: Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador.

Intento infructuoso

Método de elección interna para elegir a su aspirante a la Presidencia: elección abierta.

Después de que el Partido Revolucionario Institucional perdió la Presidencia por primera vez en 70 años de estar al frente del poder, Roberto Madrazo, a sus 53 años de edad, inten-tó nuevamente ser el candidato a la Presidencia y en este caso logró la candidatura, pero también en medio de un proceso interno conflictivo, ya que él se mantenía como presidente de su partido cuando tomó la decisión de contender por la candidatura presidencial de México.

El 13 de noviembre de 2005 se llevó a cabo el proceso interno del PRI, en el cual ganó Roberto Madrazo Pintado por muy pocos votos.

En la elección interna, que fue abierta, Madrazo consiguió más votos que su contrincante Everardo Moreno.

Sin embargo, antes de que se llevara a cabo este proceso nació un grupo llamado Todos Unidos con México (TUCOM), el cual fue mejor conocido como “Todos Unidos Contra Madrazo”, pues buscaban impulsar la candidatura de Arturo Montiel Rojas, ex gobernador del Estado de México.

Los integrantes de este grupo fueron el mismo mexiquense Arturo Montiel Rojas, Enrique Jackson, el ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington; el ex gobernador de Nuevo León Natividad González Paras, y el ex gobernador de Coahuila Enrique Martínez y Martínez.

Además del grupo Todos Unidos con México, Madrazo Pintado tuvo en su contra a la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, quien buscaba dirigir a su partido —después de que Madrazo dejara la dirigencia nacional del PRI para buscar la candidatura presidencial— pero no lo consiguió, por lo que tiempo después dejó el Revolucionario Institucional para fundar el Partido Nueva Alianza (Panal).

Montiel tuvo que dejar de insistir en su deseo de buscar la candidatura presidencial por escándalos relacionados con enriquecimiento ilícito.

A diferencia de la elección de 1999, donde Labastida consiguió casi 10 millones de votos, en 2006 el priísta no alcanzó ni los 3 millones de votos.

Contienda blanquiazul reñida

Método de elección interna para elegir a su aspirante: abierta sólo a militantes del PAN.

Después de haber ganado por primera vez en sus más de 60 años de historia como partido político, Acción Nacional nuevamente, apegado a su estilo, realizó su elección interna cerrada sólo a sus militantes panistas, tanto activos como adherentes.

El domingo 11 de septiembre, después de una larga contienda entre los varios aspirantes del blanquiazul, Felipe Calderón Hinojosa se erigía como el ganador de la contienda interna para ocupar la candidatura presidencial, con 45 mil 602 votos por encima del ex secretario de Gobernación Santiago Creel Miranda, con 33 mil 124 votos. Alberto Cárdenas Jiménez, conocido como el “caballo negro”, se quedó en un tercer lugar con 17 mil 510 votos.

Apenas 94 mil de los casi 400 mil panistas salieron a votar. Sin embargo, fue una de las contiendas internas o primarias más reñidas, ya que ahora los panistas sabían que tenían la posibilidad de repetir su triunfo electoral, como ocurrió en 2000 con el ex presidente Vicente Fox Quesada.

Elección interna por designación

Método de elección interna para elegir a su aspirante presidencial: elección interna por designación, al no haber otro candidato registrado.

El PRD eligió a Andrés Manuel López Obrador como candidato a la Presidencia, luego de que éste rindiera protesta, en noviembre, como candidato único de ese instituto político.

El 29 de julio de 2005, después del proceso de desafuero que hubo en su contra, López Obrador se registró como precandidato del PRD a la Presidencia el mismo día que dejó la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

El 7 de abril de ese mismo año, el entonces Jefe de Gobierno, es desaforado por la Cámara de Diputados para que se le inicie un proceso en su contra por parte de la PGR.

Lo anterior, debido a un litigio jurídico por abrir un camino de un hospital en unos terrenos de Santa Fe.

Todo se resolvió al desistirse la PGR de cualquier acción en su contra y porque renunció a su cargo Rafael Macedo de la Concha, entonces procurador general de la República.



comentarios
0