aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Se oyó un trueno contra el cerro”

Alberto Morales y Alberto Torres| El Universal
Sábado 12 de noviembre de 2011
Se oy un trueno contra el cerro

VIGILANCIA. Autoridades resguardaron el sitio en Chalco, Estado de México, donde cayó el helicóptero en el que viajaban Blake Mora junto con otros acompañantes. (Foto: JOSÉ LUIS SALMERÓN NOTIMEX )


[email protected]

VALLE DE CHALCO, Méx.— “El helicóptero se estrelló en la parte baja del cerro y por lo menos se arrastró como cien metros, que fue dónde quedó la máquina (de la aeronave), era imposible reconocer los cuerpos”.

Es el testimonio de uno de los rescatistas, quien prefirió no dar su nombre en las inmediaciones del Cerro Plan de Poleo, en ejido Caserío de Cortés, donde ayer se estrelló el helicóptero Superpuma de la Presidencia de la República en el que viajaba el secretario de Gobernación José Francisco Blake Mora, el subsecretario Felipe de Jesús Zamora, dos colaboradores y cuatro elementos de las Fuerzas Armadas. No hubo sobrevivientes.

De acuerdo con las primeras versiones a las 11:00 horas se perdió contacto con la nave con nomenclatura Puma VI, pero Humberto Ramírez, policía forestal, quien estaba en su casa, cerca del siniestro, dijo que pasadas las 9:00 horas escuchó el zumbido extraño del motor del helicóptero.

Se asomó y dijo que vio un helicóptero blanco “con la bandera de México”, minutos después escuchó el impacto como el de un trueno que se estrelló en la piedra del cerro.

De ahí las primeras horas fueron de confusión. Las fuerzas de seguridad, así como los equipos de rescate desconocían la ubicación exacta del accidente. Hasta que un Black Hawk de la Policía Federal dio las coordenadas Norte 19 horas, 10 minutos con 43 segundos, y Oriente, 98 horas, 56 minutos y 48 segundos, obtenidas por medio de los chips y GPS de los teléfonos celulares de los funcionarios.

Según Humberto Ramírez los primeros en descender a rapel desde un Black Hawk fueron los rescatistas de la Policía Federal. En tierra, el presidente Ejidal de San Pedro Tezompa, José Guadalupe Jiménez, se había enterado del accidente por una llamada telefónica pues, se le solicitó su ayuda “para llevar a militares a la zona”.

Los militares llegaron a partir de las 13:00 horas a la zona, cuyo poblado más cercano es San Pablo Ayotzingo, que está como a media hora en auto de Chalco, estado de México, y cuyo único acceso es por un camino de terracería rodeado de sembradíos.

En este lugar la señal de teléfono celular se pierde conforme se asciende al cerro. Por ello, el Ejército y las fuerzas de seguridad utilizaban sus frecuencias de radio de banda ancha.

Para llegar al lugar, militares, rescatistas y reporteros tuvieron que caminar más de dos horas a través del monte en un camino sinuoso, entre veredas, barrancas y hondonadas.

Al lugar llegó el titular de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, quien apresuraba el paso y dijo que no daría información en ese momento.

También la procuradora general de la República, Marisela Morales, quien, consternada y escoltada por federales y militares, pidió respeto al duelo nacional y por la familia Blake.

“¿Procuradora, se descarta un atentado?”, se le preguntó, pero ella no respondió, sólo siguió su paso.

En tanto, un helicóptero de la Policía Federal trasladó los cadáveres hacia el Distrito Federal.

Una decena de peritos en medicina forense de la PGR y del Ejército, con uniformes de color blanco, comenzaron a realizar las primeras investigaciones, además de que encontraron entre los escombros de la aeronave algunas de las pertenencias de los funcionarios fallecidos.

Entre ellas estaba el arma de cargo de la escolta del secretario de Gobernación, que fue encontrada en la funda tipo portafolio que utilizan las fuerzas de seguridad, así como varios sobres color café, varias ropas y bolsas color negro.

Todos estos objetos fueron colocados en bolsas de plástico y de papel color café que fueron trasladados en una camioneta del Ejército mexicano. Para las 18:00 horas la temperatura comenzó a descender y el cielo se tornó gris oscuro.

Humberto Ramírez dijo que aquí “el frío se siente con todo” y que en la noche baja más la temperatura. Además de que por la altura es una zona donde siempre amanece con neblina.



comentarios
0