aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Calculan 200 muertes por “Rápido y furioso”

J. Jaime Hernández Corresponsal| El Universal
Sábado 29 de octubre de 2011
Calculan 200 muertes por Rpido y furioso

TRÁFICO. En imagen de 2008, un agente de EU muestra un AK-47 que forma parte de las armas confiscadas en EU y que presuntamente iban a ser enviadas a México. (Foto: ARCHVIO EL UNIVERSAL )

“Guerra” de cifras por víctimas del fallido operativo del gobierno de EU

[email protected]

WASHIGTON.— El presidente del poderoso Comité de Supervisión Gubernamental de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, reconoció ayer que no disponía de información oficial, pero sí de informes de prensa, para sostener que poco más de 200 ciudadanos mexicano habrían sido asesinados con armas vinculadas al fallido operativo Rápido y furioso.

“Estamos hablando de gente asesinada en ambos lados de la frontera. Se estima que unos 200 mexicanos fueron asesinados por armas que nuestra administración, nuestro gobierno, permitió que pasaran”, fueron las declaraciones de Issa a la cadena CNN.

Al ser requerido sobre el origen de esta cifra, la oficina del congresista ofreció versiones contradictorias y aseguró que ese dato lo había sacado de artículos de prensa y de declaraciones realizadas, entre otros, por el diputado del PRI Humberto Pérez Benito quien, en un testimonio ofrecido a Los Angeles Times en septiembre pasado, aseguró que el número de muertos y heridos por armas de Rápido y furioso podría haber llegado hasta los 300, según sus cálculos.

En un intercambio de correos con EL UNIVERSAL, la portavoz del congresista, Becca Watkins, se refirió a un artículo publicado por Los Angeles Times como la principal fuente de información de Darrell Issa. En ese artículo, publicado el pasado 19 de septiembre, se alude al testimonio presentado por el agente especial de ATF en México, Carlos Canino, en el que afirma que las armas de Rápido y furioso habrían aparecido en al menos 200 “escenas de crimen”.

En el reporte también se consignan las declaraciones de Pérez Benito, quien aseguró que en marzo pasado fuentes del aparato de seguridad en México le habían informado que el número de víctimas podría ascender a 150, pero que, según sus cálculos, “podría haber llegado a más de 300” desde entonces.

Resultados de las “pesquisas”

La investigación de Issa, legislador republicano por California, le ha permitido acorralar a funcionarios de la administración de Barack Obama, como al fiscal general Eric Holder y a la secretaría de Seguridad Interna, Janet Napolitano, con quien sostuvo un ríspido diálogo durante una audiencia celebrada la pasada semana.

Apenas este mes, el Comité emitió un citatorio a Holder y a altos funcionarios del Departamento de Justicia para que entreguen documentos sobre su papel y conocimiento del operativo.

Issa ha sido criticado por el demócrata de más alto rango del Comité, Elijah Cummings, quien ha sugerido que sus pesquisas tienen fines políticos.

Issa ha ejercido una doble presión con el Senado, gracias a la colaboración del republicano Chuck Grassley, quien ha hecho causa común para crucificar a la administración Obama por los terribles errores de Rápido y furioso que, según Issa, habrían permitido la muerte de al menos dos agentes federales de Estados Unidos y más de 200 mexicanos.



comentarios
0