aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




México desaprovecha bono educativo, advierte el INEE

Nurit Martínez| El Universal
Martes 09 de agosto de 2011
Mxico desaprovecha bono educativo, advierte el INEE

EMERGENCIA. Margarita Zorrilla, directora del INEE, y el director de Indicadores Educativos del instituto, Héctor Robles, dieron un panorama de la educación en el país.. (Foto: TANYA GUERRERO EL UNIVERSAL )

Estudio sobre educación media superior alerta un alto rezago

[email protected]

México está perdiendo su bono educativo. “Se nos está yendo de las manos. Se nos escurre como agua”, alertó la directora del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Margarita Zorrilla Fierro, al presentar el informe que señala que más de 19 millones 275 mil jóvenes de entre 15 y 29 años de edad, están en condición de rezago educativo y una escolaridad por debajo del bachillerato, que les impide tener mejores oportunidades para emplearse, “tener un trabajo decente”.

De los casi 28 millones de jóvenes en ese rango de edad en nuestro país, siete de cada 10 tienen una escolaridad menor al bachillerato, reveló el INEE.

Al presentar el primer estudio en México sobre las condiciones de la Educación Media Superior, la funcionaria del Instituto dio a conocer que 7 millones 319 mil 600 jóvenes de 15 a 29 años viven en condiciones de rezago.

En ese grupo casi medio millón (497 mil 732) eran analfabetas, más de millón y medio tienen primaria incompleta; más de 3 millones obtuvieron sólo certificado de primaria y más de 2.2 millones no terminaron la secundaria.

Aunque dentro de ese grupo de jóvenes hay quienes tienen la edad, pertenecen al “Grupo típico” para ir al bachillerato (esto es de 15 a 17 años), los jóvenes no tienen los antecedentes académicos para acceder a escuelas de educación media superior. Son producto de deserción, abandono y reprobación de educación básica.

La “preocupación” también es por otros 11 millones 956 mil jóvenes de ese rango de edad —señala el informe—, que sí terminaron la secundaria pero no continuaron sus estudios de bachillerato. En conjunto suman más de 19.2 millones de jóvenes mexicanos con estudios por debajo del nivel bachillerato.

Son “parte del famoso bono demográfico que tiene el país… No son buenas noticias, porque la gran cantidad de población adulta en unos años hará que el peso productivo del país esté sobre ellos”, explicó Zorrilla.

De acuerdo con el documento “a medida que un trabajador avanza en sus niveles de escolaridad, aumenta la probabilidad de seguridad en el empleo” pero también de niveles de vida y de percepción sobre su propia salud.

Como muestra de que un mayor logro educativo ofrece mayor seguridad en el ingreso de una persona, el INEE aporta información sobre la Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto en los Hogares para señalar que “los trabajadores de 25 a 44 años de edad que alcanzaron el nivel superior tuvieron ventajas salariales de hasta 35 pesos; pero al llegar a edades de 45 a 64 años (con una mayor experiencia laboral), las ventajas ascendieron de 43 a 60 pesos”.

Un asunto delicado

 

Ante las propuestas de hacer obligatorio el bachillerato, Margarita Zorrila lo calificó en este contexto como “un asunto delicado”, porque puede generar mayor desigualdad.

Además de tener implicaciones económicas y la necesidad de medir la “presión” que ello generará en el sistema universitario, afirmó, que su postura es “moderada”.

Las proyecciones señaladas por el INEE en el “Panorama Educativo de México 2009. Educación Media Superior”, señalan que para hacer obligatorio el bachillerato, México tendría que crear 1.1 millones de lugares extras.

El mayor reto se encuentra en el estado de México en donde se requieren 158 mil nuevos lugares, Jalisco 87 mil y Guanajuato 72 mil.

El INEE señala que antes de esa decisión hay que enfrentar otro desafío: la deserción. Héctor Robles Vásquez, director de Indicadores Educativos del Instituto, informó que “de una generación de alumnos se van de la escuela 48% de los jóvenes”.

“Si se toma a una generación, la del 2008, al paso de 3 años lo que tenemos es que un millón 872 mil jóvenes no continuaron con sus estudios en el tiempo establecido en promedio para realizar el bachillerato”, dijo.

El especialista estimó que por la conformación de la población mexicana, nuestro país tiene una generación, aproximadamente 40 años, para buscar mejorar las oportunidades educativas de los jóvenes e incluso para desarrollar las estrategias que lleven a conformar un mejor sistema educativo.

En términos del financiamiento ambos coincidieron que hasta ahora los indicadores revelan que la matrícula creció y el gasto se mantuvo.

Aunque al momento en el que especialistas midieron el gasto público por alumno, se advierte que en los 8 años considerados para estudio, de 2000 a 2008, la inversión se redujo de 27.43% a 21.14%, esto es 6.29 puntos.

 

 

 



comentarios
0