aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Urge redoblar el esfuerzo contra armas: congresistas

J. Jaime HernándezCorresponsal| El Universal
Martes 14 de junio de 2011

[email protected]

WASHINGTON.— La presidenta de la comisión del Senado para el Control Internacional de Narcóticos, Dianne Feinstein, criticó ayer duramente al congreso de Estados Unidos por permanecer “virtualmente moribundo” y no hacer casi nada mientras los cárteles en México han tenido acceso a armamento tipo militar estadounidense.

“El Congreso ha estado virtualmente moribundo, mientras poderosas organizaciones de narcotraficantes mexicanas han seguido teniendo acceso a armamento militar proveniente de Estados Unidos a un ritmo alarmante”, aseguró Feinstein en una carta en la que ha pedido a la administración de Barack Obama poner más de su parte para evitar que las armas, que siguen dotando de un gran poder de fuego a los cárteles, crucen la frontera.

“Estas armas han contribuido a atizar los actuales niveles de violencia en México”, dijo Feinstein, en alusión a los casi 40 mil muertos que ha dejado tras de sí la guerra contra los cárteles de la droga.

La misiva, suscrita por los también senadores Charles Schumer y Sheldon Whitehouse, demócratas por Nueva York y Rhode Island, respectivamente, hace eco del reporte elaborado por la Oficina para el Control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), en el que se advierte que al menos 70% de las 29 mil 284 armas incautadas por las autoridades de México entre 2009 y 2010 provienen de Estados Unidos.

“Este reporte confirma lo que mucho de nosotros ya sabíamos: que, a pesar de las medidas recientemente aprobadas por el Senado para hacer de la nuestra frontera sur un lugar más seguro, sigue siendo demasiado fácil para los señores de la droga en México acceder y poner sus manos sobre armas de uso militar altamente mortales”, dijo Schumer.

“Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para mantener este tipo de armas lejos del alcance de estos narcotraficantes”, añadió.

La carta difundida ayer por la oficina de Feinstein y suscrita por un grupo de senadores a favor de restablecer un mayor control de medidas, para evitar la venta múltiple de armas de asalto o reinstaurar la prohibición sobre este tipo de armas, se produce a sólo unas horas del inicio de la 50 Reunión Interparlamentaria entre México y Estados Unidos, en la que el tema del trasiego de armas ocupará la atención de los legisladores de ambos países.

El documento se ha hecho público el mismo día en que el presidente del poderoso Comité de Supervisión Gubernamental de la Cámara de Representantes, Darrel Issa, exigió de nueva cuenta al Departamento de Justicia de Estados Unidos que entregue documentos relacionados con la fallida operación de Rápido y furioso que permitió el trasiego ilegal de armas a México.

“El reporte (elaborado por ATF) subraya medidas de sentido común que podrían ayudar a proteger nuestra frontera y nuestras comunidades, manteniendo éstas armas de alto poder fuera del alcance de los cárteles de la droga”, aseguró Whitehouse sobre las recomendaciones esbozadas, tales como la reinstalación de la prohibición de las armas de asalto que expiró en 2004 o a la pretensión de obligar a las más de 8 mil armerías en la frontera con México a declarar la compraventa múltiple de armas de alto poder.

Además, en la carta y el reporte entregado por los legisladores se hace alusión a la promesa del presidente Barack Obama, quien durante su primera visita a México se comprometió a ratificar el Tratado Interamericano contra el tráfico de armas, pero no se ha cumplido.



comentarios
0