aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ven en congresos locales opacidad e ineficacia

Lilia Saúl y Mariana León| El Universal
Miércoles 25 de mayo de 2011
Ven en congresos locales opacidad e ineficacia

ENTRADA. Pie de foto vg kvfgv gv vh vhflv fdhv lfdhv dflvh. (Foto: XXXX EL UNIVERSAL )

Lagunas legales no los obliga a rendir cuentas, alerta estudio

[email protected]

La mayoría de los congresos locales en México son opacos, tanto en su conformación como en el uso de recursos públicos, información que tratan y leyes que reforman.

Los 31 congresos y la Asamblea Legislativa del DF están integrados por mil 142 diputados locales que legislan en promedio siete meses al año, sin obligaciones para dictaminar las iniciativas propuestas y algunos sin páginas de internet que por lo menos le informen a sus ciudadanos quiénes son y por qué ocupan una curul.

Las cámaras locales de Tlaxcala, Chiapas, Baja California Sur y Querétaro ocupan el más bajo desempeño en el estudio “La transparencia legislativa local en México”.

En cuanto a transparencia en asuntos administrativos, Tlaxcala, Chiapas, Guanajuato y Tamaulipas son los congresos peor calificados.

De nuevo los Congresos de Tlaxcala, Baja California Sur y Chiapas, más el de Yucatán resultan los más opacos en cuanto a trabajo legislativo, es decir, en dar a conocer los asuntos en trámite.

En cuanto a transparencia en conformación y funcionamiento, específicamente en lo que respecta a comisiones legislativas, los legisladores de Querétaro, Chiapas, Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Guerrero, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Tlaxcala están por debajo de la media.

Y es que en ningún congreso local existen sanciones a los diputados que no desempeñan adecuadamente su encargo, ni un órgano de gobierno fuerte que permita el correcto desarrollo del trabajo parlamentario a través de los acuerdos entre coordinadores parlamentarios.

A nivel federal, este año entró en vigor en la Cámara de Diputados un reglamento interno que, entre otras cosas, obliga a dictaminar iniciativas a fin de terminar con la llamada congeladora, en la que hay miles y miles de propuestas de ley en calidad de pendientes.

No ajustan leyes

Con la reforma al artículo 6 de la Constitución, los congresos locales debieron ajustar sus leyes para cumplir con las obligaciones en materia de transparencia, pero en promedio, 15 de 32 siguen en la opacidad.

Por ejemplo, hay estados que no dan a conocer su directorio de servidores, el perfil de los puestos, la remuneración mensual de los servidores públicos, el reporte de gastos como viáticos, representación y alimentación, la relación de bienes a nombre del Congreso, los miembros del comité de transparencia, los contratos y auditorías, los dictámenes de la cuenta pública, el micrositio de la contraloría, así como los procedimientos para la realización de trámites de acceso a la información.

Sus páginas de internet no aportan mucha información y suelen ser actualizadas en periodos prolongados de tiempo, que a veces rebasa los tiempos de cambio de Legislatura.

Los congresos locales con la más baja calificación en materia de transparencia administrativa fueron Tlaxcala, Chiapas, Guanajuato y Tamaulipas.

Por su parte, las legislaturas mejor evaluadas son las del Estado de México, Guanajuato y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, seguidas, en menor grado de Tabasco y Veracruz.

Con un total de 106 indicadores medidos en las 32 legislaturas locales de México, el estudio realizado por el politólogo e investigador de la UNAM, Khemvirg Puente, concluye que la mayoría de los congresos estatales son opacos y no ofrecen ningún tipo de accesibilidad a la información legislativa.

Faltan normas

A pesar de que los congresos se rigen bajo la Ley de Transparencia estatal y cuentan con oficinas de transparencia, tienen lagunas legales que les permiten mantenerse en la opacidad, pues son conformados por partidos políticos y éstos no son entes obligados a la fiscalización, como el resto de la administración pública.

A través de un análisis elaborado por la coordinación nacional de diputados locales del Partido Acción Nacional se determinó que hay estados en los que no se hace pública ni la Gaceta Parlamentaria, que es el documento base del trabajo legislativo.

Entre las entidades que no cuentan con esa herramienta destacan Baja California Sur, Campeche y Guerrero. El documento señala que no existen sanciones a los diputados que no desempeñan de manera adecuada su encargo, ni un órgano de gobierno fuerte que permita el correcto desarrollo de los trabajos parlamentarios.

Se determinó también que los congresos tienen un catálogo de derechos y obligaciones, pero en la mayoría de los casos resultan insuficientes para regular sus necesidades. Seis estados no tienen un plazo determinado para que las comisiones emitan un dictamen; sin embargo, sólo tres, Guerrero, Guanajuato y San Luis Potosí tienen dispuesta la consecuencia jurídica ante el incumplimiento de las comisiones para dotar a una Comisión Especial para hacerlo.

Nueve entidades federativas tienen periodos ordinarios de menos de 32 semanas, como Yucatán, Veracruz, Tamaulipas, Sonora, Estado de México, DF, Chihuahua, Chiapas y Campeche; 18 estados laboran 32 semanas y cinco tienen periodos de más de 32 semanas.

 

 



comentarios
0