aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Preparan reformas para apoyar sistema de becas

Nurit Martínez| El Universal
Lunes 18 de abril de 2011

[email protected]

La Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados prepara junto con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) una reforma a la Constitución para hacer que el acceso a la ciencia y la tecnología sea un derecho equivalente a la educación en el artículo tercero.

Junto con esa reforma, se pretende hacer una reforma regresiva en materia fiscal para restablecer el programa de estímulos para beneficiar hasta por 4 mil 500 millones de pesos a las empresas que inviertan en innovación o desarrollo científico y tecnológico, informó Reyes Tamez, presidente de la Comisión de Ciencia.

El legislador del Partido Nueva Alianza explicó que la modificación al artículo 219 de la Ley de Ingresos permitiría regresar al esquema anterior para poder obtener inversiones adicionales de entre 13 mil y 15 mil millones de pesos adicionales para la ciencia, con lo cual se podría sobrepasar la inversión de 0.5 % del PIB.

De acuerdo con los indicadores del Conacyt, la inversión en el último año, en proporción del PIB fue de casi 0.4% del PIB.

Durante el encuentro con el titular del Conacyt, Enrique Villa, con los integrantes de la comisión de ciencia, el funcionario del gobierno federal pidió a los legisladores destinar 1% PIB a la ciencia y la tecnología, como lo marca la ley.

Adelantó a los diputados algunos de los objetivos que pretende alcanzar durante su administración, entre los que destaca revivir el programa de estímulos fiscales para promover en el sector productivo la inversión en desarrollo tecnológico e innovación.

El titular del consejo urgió a los legisladores a destinar mayores recursos a la ciencia, la tecnología y la educación en general porque ahora el desarrollo económico de un país está basado en el conocimiento; no en las materias primas que posee.

“Los países que ahora son ricos, son ricos porque antes apostaron a invertir en la formación de capital humano y en investigación y desarrollo tecnológico de manera constante y sistemática”, complementó.

En el caso de México, dijo, si bien se han hecho esfuerzos importantes para aumentar los recursos destinados a la formación de recursos humanos de alta calidad a través de programas de becas como el del Conacyt, la inversión aún no es suficiente, por lo que se requiere acelerar el paso para incrementar el número de becarios mexicanos que estudien alguna maestría o doctorado a fin de que se incorporen al sector productivo o académico nacional.

En 2010, el Conacyt becó a cerca de 18 mil estudiantes, el máximo histórico de la institución, la cual ha sostenido una tendencia creciente en las becas desde que inició el sexenio, cuando en 2006 Conacyt entregó apoyos a 10 mil 27 estudiantes.

Villa Rivera afirmó el presupuesto para los programas de innovación del Conacyt apenas permiten a la institución apoyar una tercera parte.



comentarios
0