aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Apremian a incrementar financiamiento a la ciencia

Nurit Martínez Enviada| El Universal
Viernes 25 de marzo de 2011
Apremian a incrementar financiamiento a la ciencia

FORTALEZA. El director del Conacyt, Enrique Villa Rivera (segundo de derecha a izquierda), encabezó la reunión de ministros y Autoridades de Ciencia y Tecnología de América Latina y el Caribe 2011. (Foto: ESPECIAL )


nurit.martí[email protected]

GUANAJUATO, Gto.— “La ciencia mexicana está en construcción”, justificó el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Villa Rivera, al señalar que México invierte apenas 0.4 % de su Producto Interno Bruto (PIB) para el desarrollo de la investigación, la formación de recursos humanos de alto nivel y la innovación tecnológica.

El funcionario reconoció que nuestro país y las naciones de la región requieren incrementar el financiamiento a este sector e incluso que “falta mucho por hacer” pero justificó que la actividad científica, al menos de nuestro país, apenas inició hace 50 años.

A partir de los datos que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó en la Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Ciencia y Tecnología de América Latina y el Caribe 2011, nuestro país invierte por debajo de 0.6% del PIB en promedio de lo que dedican naciones en Latinoamérica.

Brasil, Argentina y México están considerados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como los líderes científicos de la región.

Antonio Ibáñez Ruiz, secretario ejecutivo adjunto del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Brasil informó que fue una decisión política del ex presidente Inacio Lula da Silva la que hizo que en ocho años la inversión a este sector se multiplicara por 10 veces.

Dentro de los indicadores proporcionado en el encuentro se dio a conocer que mientras México se invierte 0.4% del PIB en ciencia y tecnología y se forman 2 mil doctores año, en Brasil se invierte 1.25 % del PIB por año y se forman 12 mil doctores.

En el primer día del “Diálogo Sobre Políticas Públicas para la Innovación en América Latina”, los representantes de 17 naciones anticiparon que emitirán la “Declaración de Guanajuato”, para fomentar el intercambio de proyectos de desarrollo científico y tecnológico que inserte a la región dentro de la “economía del conocimiento”.

Baja inversión

José Lino Baraño, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, y presidente del encuentro, afirmó que la inversión total de la región es tan baja que una sola compañía trasnacional, de las más grandes en el mundo, invierte más en desarrollo tecnológico que toda Latinoamérica. Explicó que la desigualdad es uno de los principales desafíos para hacer que la ciencia y la tecnología se conviertan en la palanca de desarrollo.

“Ha provocado que gente viva en pleno siglo 21 y al mismo tiempo gente que no ha cambiado sus prácticas desde hace 500 años”, dijo Lino Baraño.

Frente al escenario planteado por la OCDE, desde el Centro de Desarrollo, en torno a que “la productividad de la región está estancada”, como aseguró su director Mario Puzzini; y de que, a pesar de que las condiciones existen “grandes oportunidades para el desarrollo”, como lo señaló Andrew Wyckoff de la dirección de Ciencia, Tecnología e Industria, los ministros propusieron identificar propuestas comunes para el desarrollo de la investigación y la formación de recursos humanos.

Al mismo tiempo, propusieron hacer que los fondos existentes se concentren y se canalicen para financiar esas propuestas comunes, esto es, potencializar los escasos fondos.

Ismael Alberto Benavides, ministro de Economía y Finanzas, sugirió crear “Megalaboratorios” regionales.

Lina Domínguez Acosta, vice ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, hizo un llamado a iniciar acciones para el reconocimiento y acreditación de los estudios superiores de las universidades como primer paso para la movilidad e intercambio entre universidades y centros de investigación de la región. Dicha propuesta fue respaldada por el director del Conacyt, Enrique Villa Rivera.

En las sesiones, el BID exhortó a los ministros de ciencia y tecnología de América Latina y el Caribe a trabajar en “metas ambiciosas”, y colocar a un número importante de universidades entre las mejores 100 instituciones de educación superior del mundo.

Flora Montealegre Painter, jefa de la División de Ciencia y Tecnología del Banco, pidió a los ministros que realicen esfuerzos para hacer que las instituciones de educación superior se “coloquen dentro del Top 100 de la clasificación de universidades de Shanghai”. La representante de esa institución indicó que deben trabajar en ampliar la conectividad entre las naciones latinoamericanas para acceder de forma generalizada a las tecnologías de la información. El exhorto del BID es a que los gobiernos se planteen cinco metas para los próximos años, entre las que están: otorgar el apoyo para que “muchas más empresas lleguen a los rangos de competencia económica global; así como promover el surgimiento de una nueva generación de emprendedores y calidad en los servicios”.

Con la Iniciativa de Políticas de Innovación en Latinoamérica y el Caribe y la Declaración de Guanajuato, los ministros pretenden identificar proyectos comunes y concentrar los fondos que se destinan a ellos actualmente para impulsar el crecimiento económico.



comentarios
0