aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ex embajador Garza “palomea” a Feeley

Silvia Otero| El Universal
Miércoles 23 de marzo de 2011

[email protected]

El ex embajador de Estados Unidos en México Tony Garza dijo a un diario texano que John Feeley, el actual ministro consejero de la embajada de Estados Unidos en México, sería el hombre ideal para ocupar el cargo de embajador, luego de la renuncia de Carlos Pascual.

Feeley es un personaje clave en la embajada estadounidense, un experimentado diplomático conocedor de temas del hemisferio occidental y de la relación bilateral. Al igual que Pascual, ha sido crítico de la labor del Ejército y de la incapacidad para frenar las ejecuciones en el país, de acuerdo con el cable 246329 de WikiLeaks, que data de enero de 2010.

“Conozco a John desde hace años y está entre las personas más talentosas y bien informadas en el Departamento de Estados. Podría ocupar el cargo de embajador mañana mismo y la relación entre Estados Unidos y México funcionaría bien”, dijo Garza en una carta enviada al diario The Texas Tribune.

“Carlos naturalmente sintió que ya no era efectivo... Sí, creo que fue la decisión correcta”, dijo Garza al comentar la decisión de Pascual de dimitir al cargo.

En México, expertos coincidieron en que la renuncia del embajador Pascual es síntoma de una afectación en la relación con Estados Unidos y aunque se pretenda minimizar el hecho, tendrá costos para el país. La implicación inmediata será dejar de tener un interlocutor directo con el gobierno de Barack Obama, que trabaje como hasta ahora con México en incluir en la agenda norteamericana los temas de interés nacional; con el tiempo podría ser designado un nuevo representante afín a los republicanos que dominan el Congreso estadounidense.

Isabel Studer, directora del Centro de Diálogo y Análisis sobre América del Norte (Cedan) del Tecnológico de Monterrey y el investigador Isidro Morales Moreno de esa misma casa de estudios, coincidieron en que la renuncia del embajador no paralizará la relación bilateral, pero si tendrá repercusiones.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Studer y Morales afirmaron que la dimisión de Carlos Pascual como embajador de Estados Unidos en México tiene un impacto inmediato inevitable, pues no se tendrá un interlocutor directo con Washington, que trabaje como lo hizo este diplomático en la inclusión de la agenda de Estados Unidos de los temas que son de interés para México”.



comentarios
0