aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Calderón reclama la actuación de Carlos Pascual

J. Jaime Hernández Corresponsal| El Universal
Viernes 04 de marzo de 2011
Tras bastidores se dio un altercado por el tema, revela alto funcionario al NYT

[email protected]

WASHINGTON.— El tono armonioso de la rueda de prensa conjunta de los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama, ocultó algunos altercados tras bastidores en las conversaciones de los dos líderes, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado a un periodista de The New York Times.

Agregó que Calderón consideraba los cables injustos con su gobierno y que culpó al embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual. Y, añadió el funcionario, el Presidente mexicano dijo que sería difícil para él confiar en el diplomático estadounidense en el futuro.

Pero el funcionario, quien pidió no ser citado mientras comentaba las conversaciones privadas de los dos líderes, dijo que Obama apoyó a su emisario, y no dejó espacio para que México presione por el retiro de Pascual. “Nosotros le dijimos que Pascual es nuestro embajador”, dijo. “Y eso fue”.

Revelaciones al “Post”

Calderón aseguró a editores y reporteros de The Washington Post que la publicación de cables de WikiLeaks en los que el Departamento de Estado critica la lucha contra las drogas causaron “severos daños” a la relación con Estados Unidos, y sugirió que la tensión llegó a tal grado que él no podría trabajar más con el embajador estadounidense Carlos Pascual.

El Presidente de México llegó incluso a insinuar que el futuro de Carlos Pascual como embajador en su país dependería de su encuentro con el presidente Barack Obama.

Durante la reunión con periodistas, a primera hora de ayer, Calderón Hinojosa manifestó que “la confianza es difícil de construir y fácil de perder” cuando se le preguntó si, acaso, le había perdido la confianza al embajador Pascual.

El Presidente hizo así alusión a las revelaciones de WikiLeaks, en las que salió a relucir que el diplomático había informado a su gobierno que, a pesar de que EU había aportado información de inteligencia para ubicar y detener a Arturo Beltrán Leyva, el Ejército no actuó y sí lo hizo en cambio la Marina y consideró que los militares “son lentos, mal preparados y tienen aversión al riesgo. Es difícil cuando ves el coraje del Ejército. Por ejemplo, ellos han perdido probablemente 300 soldados... y de pronto alguien en la embajada americana dice que no son lo suficientemente valientes”, dijo.

“Tenemos una expresión en México, que dice ‘No me ayudes, compadre’”, afirmó Calderón en tono coloquial a periodistas de The Washington Post.

 

 



comentarios
0