aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Usan a Cassez como emblema antisecuestro”

Laura Patricia Saavedra| El Universal
Lunes 21 de febrero de 2011

[email protected]

El abogado de Florence Cassez, Agustín Acosta, denuncia que “hay una percepción del otro lado del Atlántico y otra totalmente distinta en México y creo que esto obedece a cómo se presentó el caso aquí por primera vez... ya no tiene caso debatir si fue un montaje o no, porque eso ya quedó perfectamente aclarado, pero es un impacto devastador el hecho de mostrar a una persona como secuestrador, un delito que es terrible en nuestra realidad mexicana...”

En entrevista con el programa Código de EL UNIVERSAL y Proyecto 40, Acosta aseguró que Cassez “ha sido presentada como un emblema de lo que es la lucha contra el secuestro”, pese a las violaciones al debido proceso que en otros países serían la dejarían en libertad.

¿Pero eso influyó en el ánimo de los jueces?, porque los jueces desestimaron el montaje como prueba.

Sí influye, por una razón: lo primero es un tema que se llama presunción de inocencia, y según la Constitución mostrar a una persona en una barandilla del Ministerio Público y decir “es delincuente” violenta su derecho a la presunción de inocencia. La autoridad empezó este asunto con una mentira y quedó enganchada con una mentira.

Independiente al montaje, los jueces presentan varios puntos por los cuales se le dicta sentencia a la francesa. Primero: la mujer fue detenida en flagrancia, al llevar un arma de fuego en la camioneta en la que viajaba con su novio y secuestrador confeso, Israel Vallarta. ¿Cierto o falso?

Eso está sujeto a duda, porque la base de esa acusación es un reporte de policía que está lleno de inconsistencias... A ella la detienen con Vallarta en una camioneta un día antes y hoy casi nadie pone en duda que fue detenida un día antes. Hablemos de las armas: dicen que el arma estaba ahí, pero cuando se descubre el tema del montaje, es tan escandaloso que obliga a una reacción por parte de la Procuraduría General de la República (PGR), en donde los policías comparecen y ahí se dice que las armas las pusieron en la cabaña, eso es lo que se llama manipulación de escena del crimen.

En el segundo punto, los jueces aclaran: Cassez aceptó estar viviendo en el rancho Las Chinitas, por lo menos tres meses. El lugar era utilizado para esconder a las víctimas de plagio. ¿No las vio? ¿Acaso ella no se preguntaba cosas con su hermano viviendo también en México? ¿No sospechaba? ¿Cómo podemos explicar eso?

Yo pongo en duda que en realidad los testigos hubieran estado ahí. No lo puedo probar, pero en el expediente hay constancia de que había otra casa de seguridad y si los detienen un día antes, estamos ante un océano de dudas y de interrogantes, si la detuvieron un día antes ¿qué estaba pasando con los secuestrados? Y todas estas cuestiones son fundamentales.

Tercer elemento de prueba: las víctimas identificaron plenamente a Florence...

Las víctimas originalmente no la identifican y lo dicen en dos ocasiones ante las cámara de televisión. Pero hagamos un ejercicio crítico: el 5 de febrero de 2006 se descubre el montaje; es tan grande el escándalo que tienen que convocar a una conferencia de prensa y tres días después cambian las víctimas de dicho y, además, algunas ya estando en Estados Unidos. Si no hay una relación causa-efecto entre eso, la verdad estamos cerrando los ojos ante lo que representa el montaje.

Una última prueba: fue señalada por cinco cómplices relacionados con la banda de plagiarios “Los Zodiaco”.

Eso es equivocado, hubo un señor que después de que fue sentenciada en segunda instancia aparece en televisión, en lo que yo llamo una declaración de calabozo, donde le preguntan y él ni siquiera la menciona por su nombre, dice “la francesa” cuando comparece en el juzgado. Dice que fue torturado. Los demás no la reconocen.

 

 



comentarios
0