aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




EU: reto de México, revertir impunidad

Silvia Otero| El Universal
Jueves 25 de noviembre de 2010
Sólo 2% de los delitos llegan a una sentencia, dice Pascual

[email protected]

México tiene el reto de revertir la impunidad: sólo 2% de los delitos que se cometen terminan en una sentencia contra los responsables, sostuvo Carlos Pascual, embajador de Estados Unidos en México.

Pascual dijo que en la estrategia de seguridad es crítico “mantener el imperio de la ley” en el país, que vive un espiral de violencia, aunque ésta no fue creada por la guerra contra el narcotráfico sino por la lucha entre cárteles por mantener el mercado de las drogas de hasta 29 mil millones de dólares.

Al dictar una conferencia magistral en El Colegio de México, el embajador hizo una radiografía del país: mientras ciudades como Querétaro tiene una economía pujante y una de las mejores fuerzas policiacas, a mil 700 kilómetros está Ciudad Juárez, la más violenta, con 191 homicidios por 100 mil habitantes, donde una de cada cuatro casas están abandonadas y el costo de un asesinato es de dos mil 400 pesos.

Para el embajador, ante estos contrastes México está frente a una encrucijada, mientras se recupera su economía, con un repunte de 34% en materia de inversión extranjera, zonas del territorio están inmersas en la inseguridad, 70% de los jóvenes reclutados por los cárteles son adictos que se asesinan entre ellos por el control de una esquina para vender drogas, por lo que advierte que es fundamental “no dejar a la seguridad definir cuál será el futuro económico del país”.

Por ello, destacó los esfuerzos del gobierno mexicano por hacer frente a estas organizaciones criminales, que han propiciado un escenario en el que se alcanzan casi 30 mil homicidios relacionados con el tráfico de drogas, que en el último año han cambiado a tácticas como el uso de coches bombas, granadas, el asesinato de 14 alcaldes y hasta de un candidato a gobernador en Tamaulipas.

Sin embargo, Pascual dejó en claro que esto no es una insurgencia, “lo que estamos viendo en México no es un movimiento político, estas organizaciones no quieren gobernar, ni liderar al país, sino seguir actuando con impunidad, quieren espacio para mantener sus actividades criminales sin sentir la presión del Estado”.

Es crucial fortalecer esta capacidad institucional, no es suficiente, dijo, con la captura de 12 capos de primer nivel, sino juzgarlos, llevarlos a prisión y mantenerlos en ella. Sin embargo, “en México el día de hoy solamente menos de 2% de los delitos que se cometen resultan en una sentencia, es un reto fenomenal que tiene el país para cambiar esa cifra, porque si los delincuentes piensan que no hay un riesgo de cometer sus delitos y mantener sus operaciones del narcotráfico no hay un desincentivo”.



comentarios
0