aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Escondí al “JJ” 3 meses, confiesa “La Barbie”

María de la Luz González| El Universal
Miércoles 01 de septiembre de 2010
Arturo Beltrán le pidió ayuda, pero le recomendó que se entregara

[email protected]

Edgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, afirmó que escondió a José Jorge Balderas Garza, el JJ durante tres meses en Atizapán, estado de México, luego de que éste le disparara al futbolista Salvador Cabañas, en el antro Bar Bar.

“Me habló al día siguiente, pues eso fue en la madrugada”, contestó La Barbie durante un interrogatorio de la Policía Federal. “Lo regañé por lo que hizo, pero ya había pasado. Él y Cabañas eran amigos, pero es día Cabañas andaba de malas y discutieron”, agregó el capo.

Enseguida, afirmó que él también tiene negocios e inversiones en Colombia. E interrogado de qué tipo, respondió: “Pues en lo que me dedico”. “¿Drogas?”, inquirió la persona que lo interrogó. “Sí, drogas”, dijo él, para luego añadir que la ruta que utilizaba era Panamá-México.

Valdez Villarreal afirmó que el dinero se lo enviaban de Estados Unidos en tráileres, escondido en las cajas.

Además, aceptó que se estaba filmando una película sobre él, por la cual pagó 200 mil dólares, y que gran parte de ella es verdad, aunque deslindó al actor Sergio Mayer de cualquier vínculo con la cinta.

Dijo no acordarse de quién era el encargado de filmarla. “Sí, leí el guión, pero no me acuerdo con quién hice el trato; lo ando buscando”, dijo.

En sus primeras declaraciones ante la Policía Federal, reconoció que el 16 de diciembre de 2009, día de la muerte de Arturo Beltrán Leyva, éste le pidió apoyo para escapar, pues estaba rodeado por la Marina, “a lo que La Barbie le sugirió que se entregara”, informó Ramón Pequeño García, jefe de la División Antidrogas.

 

De acuerdo con el testimonio de La Barbie, referido por el funcionario, su relación con Héctor Beltrán, El H, se fracturó a raíz de la muerte de Arturo, pues sus hermanos lo acusaron de haberlo traicionado.

La Barbie dijo que Arturo Beltrán ordenó asesinar a altos mandos de la corporación, entre ellos a Édgar Millán, en represalia por los cateos a sus casas de seguridad y la detención de colaboradores.

Sergio Villarreal Barragán, El Grande, era responsable de ejecutar esas acciones, afirmó Pequeño García en conferencia.

La Barbie también reconoció haber participado —a mediados de 2007— en una reunión en Cuernavaca, Morelos, entre los líderes de los cárteles de Sinaloa, Juárez, Golfo y Los Zetas, para pactar el término de las agresiones.

El distanciamiento de Arturo Beltrán

Pequeño García dijo que “posterior a la alianza de Arturo Beltrán Leyva con Los Zetas se da la ruptura entre el cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, con lo que inició una ola de homicidios entre ambas organizaciones”. Esa alianza propició el distanciamiento entre La Barbie y Arturo Beltrán, quien lo apartó de su círculo principal por la fuerte rivalidad que tenía con Miguel Treviño Morales, El Z-40, segundo en la estructura general de Los Zetas.

Tras la muerte de Arturo Beltrán se desencadenaron enfrentamientos con el cártel del Pacífico Sur, como renombró Héctor a la organización, por lo que La Barbie forma su propio grupo y conserva el control de Guerrero y una capacidad para traficar una tonelada de cocaína cada mes, detalló Pequeño García.

 

Facundo Rosas, comisionado general de la Policía Federal, explicó que “en seguimiento a las labores de inteligencia se ubicó que La Barbie estaba refugiado en una casa de seguridad del estado de México”. En ese punto se desplegaron células operativas, cuyo trabajo culminó con las detenciones de La Barbie, de Marisela Reyes Losada, de 40 años, y sus hijos Juan Antonio, Mauricio y Maritzel, de 26, 25 y 18 años; de Arturo Iván Arroyo Salas y Jorge Valentín Landa Coronado.

 



comentarios
0