aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ssa defiende el uso de sustitutos de azúcar

Ruth Rodríguez| El Universal
Viernes 13 de agosto de 2010
Médicos recomiendan tomar los edulcorantes con reserva

[email protected]

José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud, defendió el uso de edulcorantes, que son sustitutos de azúcar en bebidas y alimentos que se venderán en las escuelas, ya que aseguró que éstos tienen un soporte científico.

Cuestionado sobre la falta de evidencias médicas de los efectos que esas sustancias pueden provocar en la salud de los niños, el funcionario afirmó que hay edulcorantes en el Códex Alimentario, que no están prohibidos de manera sistemática.

“Hay varios países que permiten la venta de estos productos en escuelas secundarias”.

Córdova Villalobos aclaró que en la discusión que se generó por los Lineamientos para el Expendio de Bebidas y Alimentos en los planteles de educación básica, la dependencia a su cargo aportó la parte científica, mientras que la parte legal la establece la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

Asimismo, informó que hoy se dará a conocer la respuesta de las secretaría de Educación Pública (SEP) y de Salud al dictamen de la Cofemer sobre los lineamientos.

Por su parte, Armando Barriguete, coordinador del Consejo Nacional para la Prevención y Control de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles, dijo que como médico, los edulcorantes se tienen que tomar con ciertas reserva.

“Porque hay estudios que dicen que puede generar un gusto exagerado por el dulce”, explicó el funcionario de la Ssa.

Recordó que hay un estudio que es el Framingham, que se ha llevado a cabo durante muchos años en una misma población de Estados Unidos, y en donde se ve cómo los hábitos de consumo impactan en la salud.

Los resultados revelaron que, a lo largo del tiempo, las personas que tomaron bebidas endulzadas y las que tomaron edulcorantes, subieron de peso.

Por ello, dijo, “no es suficiente para no subir de peso tomar este tipo de bebidas, ya que la gente se confía y toma más”.

El funcionario afirmó que la Secretaría de Salud está empujando los lineamientos, pero en la mesa de negociación hay más actores y todos tienen un argumento.

De ahí, consideró, que la intervención de la Ssa tenga que ser clara, con argumentos científicos, pues el objetivo es cuidar a los niños en su salud.

Barriguete recordó que el problema de la obesidad tiene 20 años, pero nunca antes se habían sentado todos los actores a una mesa de discusión.

Antonio González Chávez, de la Federación Mexicana de la Diabetes, indicó que un niño toma hasta 20 litros de refresco por año; de ahí que sea necesario regular este tipo de productos.

Incluso, en el recreo llega a tomar 325 mililitros, que en calorías representa 125.

Mencionó que todavía está en la mesa de negociación el uso de edulcorantes debido a que hay poca evidencia científica sobre sus efectos en la infancia.

Indicó es urgente regular el consumo de refrescos entre los menores de edad.

El especialista señaló que es más claro el término densidad energética que grasas totales, que significa cantidad de calorías, que a veces es proporcionado por carbohidratos o grasas .

González Chávez explicó que su preocupación es por las cifras que se tienen en obesidad: 14 millones de diabéticos y 12.5 millones prediabéticas.



comentarios
0