aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Reconocen errores en lucha antinarco

José Gerardo Mejía| El Universal
Martes 25 de mayo de 2010
Gómez Mont: gobierno no sabía nivel de infiltración; enfatizó que el uso de la fuerza contra la delincuencia organizada es insustituible

[email protected]

El secretario de Gobernación (Segob), Fernando Gómez Mont, admitió que en el combate al crimen organizado el gobierno federal se equivocó al no conocer el nivel de infiltración que la delincuencia tenía en algunas instituciones y al no medir la reacción de narcos en los enfrentamientos.

Durante el Segundo Foro Político Seguridad y justicia, Reforma penal… ¿El rumbo que necesitamos?, Gómez Mont reconoció que las autoridades también cometieron el error de permitir acciones ilegales cuando no había actos violentos.

“Como actividad clandestina no podíamos medir el grado, primero, de protección y cobertura que tenían de ciertas instituciones de seguridad, no sabíamos en qué medida nuestras instituciones estaban conteniendo o protegiendo”.

Añadió que “gracias a la intervención de las Fuerzas Armadas se imposibilita el grado de protección institucional con el que contaba la delincuencia organizada, se manifiestan las contradicciones internas y la capacidad de autodestrucción que han desplegado”.

Enfatizó que el uso de la fuerza contra la delincuencia organizada es insustituible “puesto que no conoce la experiencia humana otra manera de contener en el tiempo y el espacio si no lo enfrenta”.

Gómez Mont dijo que antes de la llegada del presidente Felipe Calderón, la delincuencia “venía con toda una racha de no ser sometidos, de repente son contenidos y eso genera una reacción que no era difícil de prevenir en su totalidad”.

“Hubo un efecto de movilidad y adaptación, se fueron esparciendo en el país, buscando nuevas áreas de oportunidad y diversificaron sus acciones criminales pasando del trasiego de droga al secuestro, la extorsión y la cobertura de plazas”.

Aseguró que “el modelo de la actividad cambió y de ser una actividad incruenta y discreta pasó a ser una actividad pretendiendo controlar al país, apropiarse de sus instituciones”.

“Nos equivocamos —añadió— en nuestra permisibilidad al confundir ilegalidad y violencia en la medida en que no fuera violento, lo fuimos permitiendo sin darnos cuenta que la ilegalidad gesta a la violencia”.

Sobre la cifra de 22 mil muertos en el país por enfrentamientos, aclaró que 90% de bajas está en la delincuencia organizada, por enfrentamientos internos, el resto, dijo, es de instituciones y de civiles.

Fernando Gómez Mont aseguró que el Estado debe ser capaz de infundir temor a quien no sea capaz de articularse a las normas de la coexistencia, donde la mayoría de mexicanos está dispuesto a someterse a un régimen de obediencia para encontrar la paz y libertad.

“No estamos dispuestos —complementó— a obedecer a la delincuencia organizada ni poner nuestra libertad, el patrimonio o la movilidad en manos asesinos y violentos es porque apostamos a que la obediencia sea a la ley”.

El presidente del Senado, Carlos Navarrete, dijo que es de alto riesgo mantener el Ejército en las calles para combatir al crimen organizado, por lo que emplazó al gobierno federal a poner una fecha para que regresen a sus cuarteles.



comentarios
0