aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Condenan Calderón y Obama ley SB1070

Jorge Ramos y Jaime Hernández / Enviado y corresponsal| El Universal
Jueves 20 de mayo de 2010
Piden apoyo a legisladores para resolver estatus de indocumentados. El mandatario estadounidense afirmó que su gobierno tomará decisiones sobre esta ley

[email protected]

WASHINGTON, D.C.— El presidente Barack Obama reconoció que no cuenta con la fuerza política suficiente para presentar una reforma migratoria. Tanto el mandatario estadounidense como su homólogo mexicano, Felipe Calderón Hinojosa, condenaron la ley SB1070 de Arizona que criminaliza la migración indocumentada.

“Mantenemos nuestro firme rechazo a que se criminalice la migración y que gente que trabaja y aporta a esta gran nación [Estados Unidos] sea tratada como delincuente. Nos oponemos a la ley de Arizona porque parte de principios parciales, injustos y discriminatorios”, dijo Calderón durante una conferencia de prensa conjunta con Barack Obama, tras su encuentro en la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense afirmó que su gobierno tomará decisiones sobre esta ley tan pronto reciba una evaluación que encargó al Departamento de Justicia, que pronto estará lista.

Aseguró que “esta ley es un esfuerzo mal canalizado, una expresión mal canalizada de la frustración existente por un sistema migratorio fallido”.

Obama reiteró la importancia que su gobierno concede a la necesidad de aprobar una reforma migratoria integral, y solicitó el apoyo de republicanos y demócratas para trabajar en un proyecto que resuelva definitivamente el estatus de cerca de 12 millones de indocumentados, pero reconoció que le faltan 60 votos para poder pasar una ley migratoria.

El presidente Calderón dijo que “en México somos respetuosos y seguiremos siendo respetuosos de la política interna de EU y de su legítimo derecho a establecer, conforme a su Constitución, las leyes que considere convenientes, pero mantendremos nuestro firme rechazo a que se criminalice la migración [...] Nos oponemos firmemente a la ley SB 1070 de Arizona porque parte de principios injustos, raciales y discriminatorios”.

El mandatario estadounidense también ratificó su rechazo a la legislación y dijo que va a seguir muy de cerca su proceso, “porque nadie jamás debe ser sujeto de sospecha sólo por su apariencia física”.

El cálculo político

Barack Obama aseguró que para sacar adelante una reforma migratoria necesita el apoyo del Partido Republicano, pues le faltan 60 votos para este fin, no obstante que el año pasado —en agosto, durante una visita a Guadalajara— ofreció que una vez aprobada su reforma de salud, lo que ya ocurrió, vendría la migratoria.

Aceptó que la población migrante fortalece a EU, la “gran nación”, por lo que llamó a trabajar juntos y a construir puentes entre ambas naciones.

“Juntos podemos ayudar a crear puestos de trabajo y prosperidad para nuestros pueblos, podemos asegurar que nuestra frontera común sea segura, moderna y eficiente, que incluya una inmigración ordenada y segura”, dijo.

Antes, durante la ceremonia de bienvenida, en el Prado Sur de la Casa Blanca, Calderón Hinojosa fue aplaudido por varios mexicanos radicados en Estados Unidos y que son miembros de diversas organizaciones proinmigrantes, cuando demandó un trato justo y una respuesta integral al problema de la migración, “porque es necesaria una vida digna ante la discriminación de que son objeto”.

Ahí, el mandatario comentó: “Sé que [ambos países] compartimos el interés por promover condiciones de vida digna, legal y ordenada, para todos aquellos trabajadores migrantes, muchos de los cuales, a pesar de su enorme contribución a la economía y a la sociedad de Estados Unidos y a su progreso, aún viven en la sombra y en ocasiones, como en Arizona, enfrentan patrones de discriminación”.



comentarios
0