aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Avalan prohibir comida “chatarra”

Juan Arvizu| El Universal
Miércoles 14 de abril de 2010
Muestra el video

Escuelas, fuente de la obesidad.
Durante el foro ´Salud Alimentaria en las Escuelas´, organizado por EL UNIVERSAL, representantes de la industria y de gobierno aseguraron que las empresas también son parte de la solución al problema de obesidad infantil

La iniciativa incluye promover una alimentación balanceada entre alumnos

[email protected]

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad reformas a la Ley General de Salud, que prohíben la comida chatarra en las escuelas, y que imponen la práctica de actividad física diaria entre los alumnos, como medidas para atacar los problemas de obesidad y sobrepeso infantil.

Las reformas incluso especifican la atribución de las autoridades sanitarias, educativas y laborales de apoyar y fomentar actividades recreativas, de esparcimiento, culturales y de promoción, para impulsar una alimentación equilibrada, rica en proteínas, baja en grasas y azúcar, que permita el desarrollo sano del núcleo familiar.

De igual forma, los diputados aprobaron que en los planteles educativos se practiquen 30 minutos diarios de actividades físicas, como una alternativa para mejorar la salud de los estudiantes, entre quienes ha incrementado la incidencia de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El pleno aprobó esta reforma por 372 votos a favor y una abstención, y envió el tema al Senado de la República, con lo que se logró un proceso legislativo en San Lázaro que sólo requirió de cinco meses de cabildeos y estudios.

Una sesión sin incidentes

La reforma cruzó por cielo nublado en su último tramo, ya que el jueves pasado y de manera sorpresiva, el asunto fue retirado de la ronda de votaciones del pleno de los diputados, lo que irritó al PRI y PRD. Trascendieron versiones de injerencias externas al Poder Legislativo, que algunos legisladores personalizaron en el titular de Educación Pública, Alonso Lujambio; todavía ayer, discusiones sobre lo ocurrido la semana pasada desembocaron en el despido de dos colaboradores, por parte del presidente de la Comisión de Salud, Miguel Antonio Osuna Millán.

Sin embargo, en la sesión de ayer, el paso final —la presentación del dictamen en el pleno de San Lázaro y su votación— corrió sin incidente alguno. Incluso un cambio que se había anunciado propondrían el blanquiazul y Nueva Alianza, en el aspecto del tiempo de ejercicios físicos en las escuelas, no fue presentado.

Al contrario, los oradores a favor de la reforma —Cristina Díaz (PRI), Carlos Alberto Ezeta (PVEM) y Pilar Torre (Nueva Alianza)— resaltaron la pertinencia de promover el consumo de alimentos bajos en grasas y azúcares entre los niños.

Diabetes, colesterol e hipertensión arterial, que castigan a los adultos, se presentan también a edades tempranas, además de que la proyección de los costos futuros para atender esa línea de enfermedades crónico-degenerativas puede llevar al sistema de salud a una catástrofe financiera, aseguraron los legisladores en tribuna.

El diputado Rodrigo Reyna Liceaga, del PRI, tuvo éxito en su propuesta de incluir en la reforma que los alimentos que promuevan las autoridades también sean ricos en proteínas, un elemento nutritivo que no estaba contemplado.

El tema, en forma de minuta, fue turnada al Senado de la República.



comentarios
0