aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Guatemala se vuelve la gran bodega del narco

Francisco Gómez| El Universal
Lunes 05 de abril de 2010
El Pacífico es la puerta de entrada de precursores químicos necesarios para la producción de drogas sintéticas

[email protected]

Guatemala se convirtió en uno de los principales puntos de descarga y almacenamiento de droga —principalmente de cocaína colombiana— de los cárteles mexicanos, estupefaciente que luego transportan hacia Estados Unidos por al menos tres rutas conocidas, establecen informes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Con el apoyo de las organizaciones criminales guatemaltecas denominadas de Sayaxché o cártel del Norte, del Golfo, la de Luciano y la de Zacapa, los narcos mexicanos definieron tres rutas de trasiego: la del Centro, del Golfo y del Pacífico. La primera de ellas, controlada por el cártel de Sinaloa; la segunda por el cártel del Golfo y los ahora enemigos, Los Zetas, y una tercera utilizada por los cárteles de Juárez, Sinaloa, Tijuana, de los hermanos Beltrán Leyva y por la conocida como La Familia Michoacana.

En tanto, la ruta del Pacífico, es la puerta de entrada de precursores químicos necesarios para la producción de drogas sintéticas. Según la Secretaría de Seguridad Pública federal (SPP), las sustancias que provienen principalmente de Asia y Europa tienen como destino los puertos de Manzanillo, en Colima y el de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, sitios donde las reciben los cárteles de La Familia Michoacana y el de Sinaloa.

En México, la importancia, el poder e la influencia de algunos de los cárteles de las drogas han sufrido altibajos por el combate gubernamental y otros atraviesan por divisiones y enfrentamientos internos que han mermado su fuerza o bien, se debaten en guerras por la supremacía de uno sobre otro.

Tácticas terroristas

En este contexto, la actual configuración criminal podría cambiar en los siguientes meses una vez que se diriman los enfrentamientos que ocurren en este momento en el interior o entre estas organizaciones delictivas, así como al combate que libran en su contra las Fuerzas Armadas y policiales del país.

De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República (PGR) y la SSP, los cárteles de las drogas podrían modificar en breve su estructura, poder corruptor e influencia y algunos pudieran incluso cambiar de jefes o capos, ampliar sus territorios, sus mercados y hasta las rutas, además de evolucionar hacia el empleo de mayores tácticas terroristas y de intimidación social, con el fin de afianzar su posición en el mercado de las drogas.

Para lograr su objetivo, los cárteles mexicanos se valen de alianzas con grupos criminales de Guatemala, país que sirve como uno de las más importantes zonas para la descarga y almacenamiento de droga cuyo principal destino final es Estados Unidos pasando a través de México por las rutas que —según la última información disponible de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)— controlan las diferentes organizaciones de traficantes de drogas mexicanos.

La cocaína que surten las pandillas colombianas conocidas como Los Urabaños, Los Paisas, Renacer, Los Machos, Nueva Generación, Los Rastrojos, el Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista de Colombiano (ERPAC), Magdalena Medio y diferentes sectores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tiene como uno de los puntos de desembarco tierras guatemaltecas, desde donde las grupos criminales de ese país, asociados con los cárteles mexicanos, inician una segunda fase para su envío o trasiego, ya sea en forma terrestre o por mar.

La ruta del Pacífico también es la puerta de entrada para los productos químicos necesarios para la producción de drogas sintéticas. Según la Secretaría de Seguridad Pública federal (SPP), las sustancias prohibidas utilizadas para elaborar drogas de manufactura, provienen principalmente de Asia y de Europa y tienen como destino los puertos de Manzanillo, en Colima y el de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, sitios donde las reciben los cárteles de La Familia Michoacana y el de Sinaloa.

 



comentarios
0