aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




... y después del simulacro siguió el temblor en la bancada priísta

Fidel Samaniego R.| El Universal
Viernes 05 de marzo de 2010

[email protected]

Sonó la alarma sísmica y de inmediato quienes estaban en el salón de sesiones del Palacio Legislativo de San Lázaro se levantaron y lo abandonaron. Todos de prisa, pero sin correr, sin empujarse. Un minuto y medio duró la evacuación, más del tiempo esperado.

Un simulacro en la Cámara de Diputados, entrenamiento por si hubiese algún día una amenaza de bomba, un incendio o un terremoto.

Después, los legisladores, no todos, volvieron al recinto. Hubo quienes se desviaron al restaurante o a sus oficinas. El trabajo siguió adelante y también movimientos telúricos reales, en lo político, entre los priístas.

Ayer nuevamente hubo molestias, inquietud, recriminaciones entre integrantes de la bancada, y de parte de algunos de ellos contra sus compañeros de partido que son senadores.

Temprano, en la reunión previa de la fracción del PRI, Roberto Albores volvió a manifestar su reclamo porque, dijo, los senadores están haciendo planteamientos sobre la reforma política como si se trataran de los de todo el partido.

Toman distancia de misiva

Otros legisladores expresaron que se deslindan de una carta que, dijeron, fue promovida por María Esther Sherman y Sami David David, en la que se acusa a Emilio Chuayffet Chemor y a César Augusto Santiago de hacer maniobra para elaborar una propuesta de reforma excluyendo a otros legisladores.

La primera en tomar distancia de dicha misiva fue Claudia Ruiz Massieu. Después otros la siguieron. César Augusto Santiago reclamó en tono medido a Sami David.

Por su parte, Emilio Chuayffet expresó que de ninguna manera busca enfrentarse a sus compañeros senadores ni mucho menos oponerse a la reforma política.

Simplemente agregó, los diputados ejercemos nuestro derecho y obligación de analizar el tema y presentar nuestras opiniones, nuestras propuestas. Sentenció que nadie puede pretender excluir a nadie.

Cerca de las dos de la tarde, el salón de plenos del Palacio Legislativo empezaba a quedarse solo. Ya no era por ningún simulacro. Diputados y diputadas de todos los partidos se ausentaban. Para entonces ya era evidente que no sería presentada la solicitud de licencia del panista César Nava para separarse de su curul. Temprano, el vicecoordinador panista Roberto Gil había manifestado que no estaban seguros aún de llevar adelante ayer mismo el asunto o posponerlo.

Se alistan para festejo

Posteriormente avisó a la coordinación priísta que dicho punto se incluirá en el orden del día del martes.

“La licencia de Nava no está sujeta a negociación. No le impediremos que se vaya, es más, nos da igual”, dijo Jorge Carlos Ramírez Marín.

Y antes de las tres se levantaba la sesión. Los priístas iban a festejar su aniversario, a hablar de unidad...

 

 



comentarios
0