aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




UNESCO advierte sobre “indigencia educativa”

Nurit Martínez| El Universal
Lunes 18 de enero de 2010
Crisis económica dejará sin acceso a una formación académica a los menores de edad

[email protected]

En el último año en México, al menos 700 mil niños y jóvenes abandonaron la primaria y la secundaria, y un número importante de ellos se sumó al trabajo para ayudar a su familia que cayó en la extrema pobreza, dio a conocer el director del Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA), Juan de Dios Castro Muñoz.

Ese grupo de niños mexicanos formará parte de lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha definido como la “generación perdida”, que no tendrán oportunidad de recibir la educación que les permita salir de la pobreza.

En las próximas horas la UNESCO dará a conocer el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2010. Según datos previos al reporte, la organización advierte que hay millones de niños de los países más pobres del mundo que formarán un nuevo sector social al que ha denominado los “indigentes de la educación”, y son aquellos que no tienen la oportunidad de ir a la escuela.

Kevin Watkins, director del informe dice que “la onda de choque de la crisis financiera amenaza con provocar un estancamiento, o incluso un retroceso, de los progresos hacia la educación básica conseguidos en algunos de los países más pobres del mundo”.

Como consecuencia de la crisis económica, refiere la UNESCO, “millones de niños corren el riesgo de verse privados de la escuela” y lanza un llamado a los gobiernos para que actúen “con decisión para evitar que esa amenaza se consuma”.

Entrevistado por separado, el director del INEA, Juan de Dios Castro Muñoz, asegura que en el país, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Guanajuato fueron las entidades en donde se presentó un mayor abandono escolar porque el papá les dijo: “‘Mi rey ya no vas a la escuela, échame la mano a vender elotes’… El problema es que tienes la escuela gratuita pero el papá no tiene para los útiles. El papá no lo quiere mandar (a la escuela) porque lo quiere para trabajar”.

Un problema que se tiene que enfrentar, afirma, es el del abandono o deserción escolar por parte de niños que se inscribieron a la primaria y a la secundaria.

En años anteriores se estimaba que la cifra de los estudiantes que dejaron la escuela estaba por debajo de los 700 mil. Sin embargo, la situación ha cambiado. El número “creció por muchos factores, uno de ellos, por supuesto, es la situación económica. Muchos padres de familia que estaban en algún nivel de pobreza y que mandaban a sus hijos a la escuela bajaron más su situación de pobreza”.

Esas condiciones incrementaron el número de estudiantes de educación básica que abandonaron la escuela. El fenómeno “está muy ligado a las zonas” donde el índice de desarrollo es menor. En cinco estados y, en particular, en 125 municipios.

Abandono, el gran problema

Luego de acudir a la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos (Confitea), en Brasil y a la que asistieron representantes de 158 países, el director del INEA da a conocer que el último reporte sobre el rezago educativo en México revela que existen 6 millones de mexicanos en condición de analfabetismo; 10 millones que no concluyeron la primaria y otros 17 millones de jóvenes y adultos que truncaron sus estudios en la secundaria.

El rezago educativo de México, entonces, es de 33 millones de niños, jóvenes y adultos que no cuentan con la formación básica de leer, escribir y realizar operaciones mínimas de matemáticas.

Explica que a pesar de que el instituto ha ampliado su presencia y atención para asistir a las personas en condición de analfabetismo, el problema es el de niños y jóvenes que abandonan la primaria, pero sobre todo, la secundaria y se han sumado a la población en rezago educativo.

“Los analfabetas como proporción de la población ha disminuido, los de primaria como proporción de la población también disminuyeron, el problema es secundaria. Hace 10 años tenía muchos jóvenes sin primaria y en los últimos años hemos bajado esa situación, pero ¿qué pasa?, pues ahora están sin secundaria, y entonces (el rezago) te lo pasas de un lado a otro”.

En la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Castro Muñoz anuncia que a partir de mayo de este año el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) será el único encargado de medir las condiciones de analfabetismo y rezago educativo en el país, y ahí se podrá conocer, entre otros, el número exacto de niños y jóvenes que abandonaron la escuela por razones económicas.

Adicional a ello, expone que México también enfrenta como reto atender a un número importante de personas que volvieron a caer en el analfabetismo.

“Es un proceso que se llama desalfabetización, que se presenta, por ejemplo, con una mujer de 39 años en Chiapas a la que le enseñé a leer y escribir en un año tres meses, pero si esa mujer no cambia su entorno, lo que le enseñé no lo usa” cae nuevamente en el analfabetismo.

“Cuando se te olvida leer y escribir es desalfabetización”, y para enfrentar esa situación “la solución es la continuidad educativa. Ya te enseñé a leer y escribir, ahora sigue que concluyas la primaria y luego la secundaria”.



comentarios
0