aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bicentenario elevará ánimo social: Comisión

Nurit Martínez| El Universal
Viernes 08 de enero de 2010
El clímax de los festejos será entre septiembre y noviembre

[email protected]

El 2010 va a tener “condiciones difíciles, sin embargo el optimismo es grande porque también es el año de la recuperación económica y México puede sortear los efectos nefastos con instituciones sólidas y una política económica monetaria sólida”, afirmó José Manuel Villalpando, coordinador de la Comisión del Bicentenario.

Dijo que independientemente de la situación por la que atraviesa el país se puede realizar la conmemoración y actos de celebración que “conduzcan al júbilo popular” por la construcción de la Patria en los últimos 200 años.

En el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Villalpando presentó un calendario conmemorativo con las especies de flora y fauna que llevan el nombre de personajes y héroes nacionales.

Aseguró que está previsto que los festejos por el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución, se realizarán en septiembre, octubre y noviembre, y confió que para entonces la recuperación económica se habrá dado en el país.

Dijo el coordinador que la crisis “llegó de fuera”, y que existen instituciones sólidas para enfrentar con “gran júbilo” el cumpleaños de México.

Comentó que la comisión que encabeza ejercerá el resto de los mil 600 millones de pesos que fueron aprobados por el Congreso de la Unión como presupuesto único para estas conmemoraciones nacionales.

Dijo que éste es el presupuesto y que no habrá más para concluir la construcción del monumento al Bicentenario, montar las exposiciones, y poner en marcha las celebraciones populares anunciadas en Guanajuato y el DF.

Optimismo para 2010

Alicia Mayer González, directora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM coincidió con Villalpando al señalar que los mexicanos deben hacer frente al año 2010 con “optimismo para afrontar los problemas económicos y poder salir adelante, puesto que en estos tiempos no puede haber un discurso negativo ni pesimista”.

La historiadora descartó que como consecuencia de la crisis económica, el creciente desempleo y la inflación en México se pueda presentar un conato de estallido social.

“Si nosotros revisamos la historia del siglo XIX es de conflicto constante, de llegada de presidentes, crisis económicas e invasiones extranjeras, y no podemos comparar ninguno de estas épocas pasadas con la que se vive actualmente en el territorio mexicano.

“Es una situación y un marco histórico diferente, es otro México.

“Creo que sí hace mucho mal traer éstas circunstancias y tratarlas de embonar a la fuerza a nuestra realidad. Si bien hay una crisis no se compara en lo más mínimo con la ocurrida en 1910”.

 

 



comentarios
0