aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Atribuyen desplome a debilidad del Estado

Alberto Morales| El Universal
Miércoles 18 de noviembre de 2009

[email protected]

La proliferación de la corrupción en México es consecuencia de factores como la debilidad de las instituciones, la carencia de una política de Estado para combatirla, y de que la lucha contra el crimen organizado ha afectado la percepción a nivel internacional, coincidieron los politólogos y especialistas.

Tras conocer el reporte de Transparencia Internacional, sobre el Índice de la Percepción de la Corrupción en México, Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, atribuyó los resultados al estancamiento en materia de transparencia.

“Entre 2000 y 2003 México hizo énfasis en la transparencia, que es una herramienta eficaz contra la corrupción, pero no hemos entrado a la segunda dimensión, que es la rendición de cuentas efectiva y la homologación de la ley a nivel local”, dijo.

Además criticó que México no cuente con “un sistema nacional de control que permita homogenizar la acción en el Poder Legislativo, Judicial y Ejecutivo, en coordinación con los ejecutivos locales. Lo que tenemos son esfuerzos aislados”.

En opinión de los politólogos Lorenzo Mayer, del Colegio de México, y John Ackerman, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el informe demuestra que el Estado, el sistema jurídico y el gobierno están lejos de representar los intereses de la sociedad.

Alejandra Ríos, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), dijo que en México “tenemos muchos problemas institucionales como la debilidad de la Auditoría Superior de la Federación y la fragilidad de los órganos de control interno de las dependencias y entidades”.



comentarios
0