aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Urge un nuevo pacto social: SME

Julián Sánchez y Alberto Morales| El Universal
Jueves 12 de noviembre de 2009
Urge un nuevo pacto social: SME

UNIDOS. Durante la marcha, Martín Esparza, líder del SME (al centro), estuvo acompañado de Gerardo Fernández Noroña (PT) y Alejandro Encinas (PRD). (Foto: JUAN BOITES EL UNIVERSAL )

Exigen la renuncia de Javier Lozano y la salida de la PF de Luz y Fuerza

[email protected]

El dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, hizo un llamado a continuar y sumarse a la lucha de los electricistas para establecer un nuevo pacto social que lleve a un movimiento nacional pacífico para recuperar el poder desde el pueblo, al tiempo de restablecer el orden constitucional que, dijo, ha roto el gobierno de Felipe Calderón con la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

En su discurso durante un mitin en el Zócalo, al que asistieron miles de personas y que estuvo enmarcado en el paro cívico nacional que inició desde las 7:00 horas y concluyó a las 21:30 con el exhorto a bajar el switch durante dos horas, Esparza y otros líderes como el del sindicato de la UNAM, Agustín Rodríguez, propusieron la realización de una huelga nacional.

Martín Esparza estuvo acompañado de dirigentes de diversas organizaciones sindicales, campesinas y sociales, así como de diputados, como Alejandro Encinas (PRD) y Gerardo Fernández Noroña (PT), quienes también participaron en la marcha que se desarrolló del Ángel de la Independencia al Zócalo.

El líder sostuvo que el movimiento social pacífico debe servir para detener el decreto de extinción de LyFC y para que salga la Policía Federal de las instalaciones eléctricas y recobrarlas, así como recuperar las fuentes de empleo y hacer valer el contrato colectivo de trabajo.

Planteó a los integrantes del SME y de otras organizaciones que los apoyan exigir la renuncia del secretario del Trabajo, Javier Lozano, quien, según él, representa los intereses de los empresarios.

“Hay que llevarlo al banquillo de los acusados en la Cámara de Diputados y someterlo a un juicio político”, dijo.

Antes, durante una entrevista, afirmó que el paro cívico nacional fue un éxito y que éste debe ser el que preceda a una huelga nacional.

La lucha sigue

Reiteró que la lucha de los electricistas continuará y que en ella es importante agotar los canales legales, pero también lo es la movilización y el apoyo de las organizaciones como las que ayer participaron.

“Organizarnos para los próximos días para defender la dignidad, lo que es del pueblo, el poder que emana del pueblo y se deposita en los tres Poderes: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial...”.

Rodríguez Fuentes coincidió con Esparza en llegar a la huelga nacional, porque dijo, es la única arma que tienen los trabajadores para cambiar “la política del actual gobierno que tiene en pobreza extrema a 30 millones de mexicanos”.

Manifestó el apoyo de los trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México a los electricistas, que se evidenció con el paro de 12 horas que realizaron en diversos estados.

UNT refrenda respaldo

El dirigente de los telefonistas, Francisco Hernández Juárez, quien al igual que Rodríguez Fuentes es presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), también llamó a la unidad y refrendó el apoyo de su organización al SME, y dijo que éste se dará hasta sus últimas consecuencias.

Hernández, quien por la mañana encabezó una falta colectiva de telefonistas y una movilización, dijo que si se quiere promover el desarrollo y el empleo en México, así como cambios a la política económica, estas trasformaciones deben iniciarse desde las organizaciones sindicales y sociales.

Manuel Castillo, de la Central Campesina Cardenista (CCC), expresó el respaldo de los hombres y las mujeres del campo del país, que se manifestaron ayer en diversos estados.

Por la mañana, diputados de los partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo acudieron con Martín Esparza a la esquina de Marina Nacional y Melchor Ocampo, donde se ubica el inmueble de lo que fueran las oficinas centrales de LyFC, a realizar una toma simbólica y a exigir la salida de la Policía Federal de ese lugar y de otras instalaciones de la extinta empresa. Ahí manifestaron que continuarán con el apoyo a los electricistas y criticaron al gobierno federal y al secretario del Trabajo.



comentarios
0