aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sí había plan B, pero sin padre

Fidel Samaniego| El Universal
Miércoles 21 de octubre de 2009

[email protected]

Y cuando estaban ya en la hora duodécima de la sesión de la Comisión de Hacienda, los priístas se enfurecieron y amenazaron con levantarse de la mesa. Decidieron exigir al PAN y a la Secretaría de Hacienda que asumieran la paternidad responsable del “Plan B” en materia fiscal.

Se habían dado cuenta ya de las intenciones panistas de hacer aparecer a la fracción del PRI como la madre soltera de la criatura que nació en forma de incremento al IVA, tras el aborto de la iniciativa del impuesto de 2% al consumo general.

“La propuesta del punto de aumento al IVA debe estar firmada. Y nos la querían endilgar. Saben bien que no es así. No están cumpliendo los acuerdos, a como dé lugar quieren que carguemos nosotros con el costo político de sus ineficiencias, de su incapacidad”, comentaba molesto el diputado Sebastián Lerdo de Tejada.

El ambiente era pesado en la sala. Olía a cuerpos cansados. En los rostros había ojeras, barbas crecidas, maquillajes corridos. Estaban agotados. Faltaba todavía el último dictamen, aprobar el endeudamiento para el Gobierno del DF y la firma de la propuesta, de la criatura que en esos momentos era huérfana y que poco después se convalidaba por el Ejecutivo.

En esos momentos a la oficina de Francisco Rojas, el coordinador de la fracción priísta, llegaba la copia de un oficio que el día anterior envío el subsecretario de ingresos, José Antonio Meade, al panista Mario Becerra, presidente de la comisión de Hacienda, en el que le señalaba que la SHCP consideraba una alternativa incrementar en un punto al IVA, tanto en lo general como la aplicable en la frontera, lo que permitiría recaudar 29 mil 796 mdp.

Después de las dos de la tarde los integrantes de dicha comisión concluyeron su trabajo. Salieron y encontraron un sol que les cegaba. Intentaban sonreír, nadie lo lograba. En el Salón de Plenos continuaba la sesión. La misma tendría poco después la primera toma de tribuna de la actual legislatura: diputados leales a López Obrador, encabezados por Gerardo Fernández Noroña, la ocupaban con cartulinas y gigantescas pancartas en las que acusaban al PRI y al PAN de traicionar al pueblo.

Se declaró un receso. Preparados estaban para retornar a las ocho y media de la noche. Sin embargo, la espera se alargó. Los integrantes de los grupos parlamentarios se fueron a las oficinas, en el “Serpentario”, recinto con paredes de cristal, la cúpula de la bancada priísta escuchaba a Beatriz Paredes felicitar a Francisco Rojas pues, dijo, soportó muchas y poderosas presiones que querían el impuesto de 2%.

Y la noche llegaba a San Lázaro. El plazo constitucional para aprobar el paquete fiscal estaba por cumplirse. La sinuosa y larga jornada continuaba.

 



comentarios
0