aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Quiere fortalecer respeto a migrantes

TEXTO SILVIA OTERO [email protected] • FOTO YADIN XOLALPA| El Universal
Domingo 19 de julio de 2009
Asegura que el trato a indígenas, así como la violencia contra mujeres y niños, son un mal endémico en los países de América Latina. Es necesario que la CIDH sea más eficiente, sostiene

El trato hacia migrantes y comunidades indígenas, así como el combate a la violencia que se ejerce contra mujeres y niños, son temas pendientes en la agenda de México en materia de defensa de los derechos humanos, señala José de Jesús Orozco, quien a partir del próximo año será uno de los nuevos integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A pesar de los avances registrados en el país, considera que también se deben revisar tópicos como la aplicación del fuero militar en casos en que se vulneran las garantías de la población.

En entrevista con EL UNIVERSAL, señaló así que estos problemas no son exclusivos de México, pues representan “un mal endémico” que se extiende a casi todos los países de América, en mayor o menor medida.

Ante este escenario, el jurista y primer mexicano en más de 20 años en ser designado miembro de la CIDH —para el periodo de enero de 2010 a diciembre de 2013—, dijo que el desafío para los próximos años es renovar, perfeccionar y fortalecer el sistema interamericano de protección y defensa de los derechos humanos “para hacerlo más eficiente”, pues ahora hay países como Estados Unidos y naciones del Caribe, que ni siquiera han aceptado la jurisdicción de los fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Detalló que aunque se ha superado la época en la que la violación sistemática de derechos en algunos países llegó a ser una política de Estado —como la década de los 70 en México—, hoy se deben enfocar los esfuerzos en la defensa de los grupos más vulnerables: ancianos, mujeres, niños y migrantes, “pues son los más expuestos con mayor frecuencia y prácticamente en todos y cada uno de los países de la región incluyendo México”.

¿Cómo ve a México, qué temas le preocupan en materia de derechos humanos?

Hay avances importantes desde los años 90, con la creación de la comisión nacional, además de que México se ha abierto al escrutinio internacional.

Pero el gobierno rechazó las recomendaciones de la ONU sobre que los militares sean juzgados en tribunales civiles. ¿Qué opina del tema?

Es fundamental que se pondere la revisión sobre estos aspectos del marco jurídico en cuanto a la aplicación del fuero militar (…) queda claro que han persistido algunas insuficiencias, se ha mostrado poca eficacia en cuanto a la imputación de responsabilidades de militares involucrados en la presunta violación de derechos humanos, se debe revisar la pertinencia del fuero.

También se critica el trato que en México se da a los migrantes. ¿Es un “foco rojo” en derechos humanos?

Todavía hay una posición de debilidad de los migrantes en los diversos países de la región. Así como hay la preocupación de velar por el cabal respeto de los trabajadores migratorios mexicanos que van a Estados Unidos, un objetivo personal que me plantearé es el tema de que México está obligado a ser congruente y respetar cabalmente de los derechos de los migrantes que ingresan a territorio mexicano.

Sobre el trabajo que desarrollará en la CIDH, Orozco señaló que además de las insuficiencias presupuestales y de recursos humanos, el sistema debe renovarse y perfeccionarse, por lo que una de sus tareas —dada su formación como jurista—, será impulsar que la comisión aplique criterios jurídicos más claros para emitir sus resoluciones.

“Se necesitan establecer criterios jurídicos que eviten la subjetividad en las decisiones, que los criterios que se tomen en el seno de la CIDH sienten un precedente para otros casos en cuanto a los criterios a seguir, que sean menos casuistas”.



comentarios
0