aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Un paquistaní, entre los muertos por influenza

Noemí Gutiérrez y Nurit Martínez| El Universal
Domingo 26 de abril de 2009
El INER reporta 15 muertes por la epidemia en el instituto

[email protected]@eluniversal.com.mx

Un paquistaní es el primer extranjero que ha muerto en México, víctima de la influenza porcina.

A sus familiares, un grupo de aproximadamente ocho personas, se les tomaron muestras para ser analizadas y se les dio tratamiento con el antiviral oseltamivir.

Fuentes de la Secretaría de Salud confirmaron el deceso del paquistaní, que forma parte de las 20 personas fallecidas a las que se comprobó que sí contrajeron la influenza porcina.

De acuerdo con datos recabados por EL UNIVERSAL, el paquistaní —del que no se proporcionó el nombre— ingresó al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) el 16 de abril.

La Secretaría de Salud detectó el primer caso de influenza porcina tres días antes y lanzó el 17 de abril la primera alerta epidemiológica por un brote atípico de influenza estacional.

El extranjero falleció el domingo 19 de abril. Sus familiares fueron citados un día después para proporcionales el medicamento y evitar la propagación del virus.

En el INER han fallecido 15 pacientes, uno de ellos a las 11:30 horas de ayer, por un virus cuyo nombre no aclaró el director del instituto, Edgar Mondragón Armijo.

En una breve conferencia de prensa, Mondragón Armijo dijo que los pacientes internados tienen la cepa H1N1 “que está por definirse, pudiera ser y parece que es porcina”.

Están internados 24 pacientes diagnosticados con influenza, 10 de ellos graves que incluso tienen ventilación mecánica asistida.

Mondragón Armijo aclaró que sólo suministrarán los antivirales a los pacientes internados y familiares de los fallecidos.

El ingreso a este hospital es controlado por policías armados. En el área de urgencias respiratorias sólo se permite el acceso al enfermo y un acompañante.

Si internan al enfermo, a los familiares no se les permite estar en la sala de espera. Se instalaron en un camellón donde han ingerido sus alimentos e incluso pasan la noche.

Al INER han canalizado a algunos pacientes que se sospecha tiene influenza pero a los familiares no se les proporcionan datos del estado de salud.

Un joven de 23 años que falleció ayer, la víctima más reciente, ingresó por una “neumonía grave” el pasado 20 de abril.

Los médico informaron a sus familiares que murió de un paro cardiaco y de un “virus extraño no detectado”.

El viernes les habían advertido que le quedaban menos de 24 horas de vida.

A la maestra de primaria Mariana Solís, portadora de la influenza, tardaron dos horas en proporcionarle el antiviral oseltamivir.

Apenas la noche del viernes le diagnosticaron influenza, ya que en una consulta previa en el ISSSTE le dijeron que tenía gripe. Toda la semana impartió clases a un grupo de 25 menores de edad.

 



comentarios
0