aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Oposición reprueba cuentas 2002 y 2003

Juan Arvizu y Andrea Merlos| El Universal
Jueves 16 de abril de 2009
Tras cuatro horas bloque vence al PAN con una votación cerrada

[email protected]

Los partidos de oposición en la Cámara de Diputados rechazaron las cuentas públicas 2002 y 2003, correspondientes al sexenio de Vicente Fox, por considerar que hubo corrupción, mal uso de recursos públicos y manipulación.

 

En un debate que duró cuatro horas, el bloque de los institutos del PRI, PRD, PVEM, Convergencia, PT, Nueva Alianza y Alternativa lanzaron todo tipo de señalamientos contra la administración panista y de características personales de quien fuera presidente de 2000 a 2006.

 

Los panistas, en voz de Cristian Castaño, José Antonio Díaz y Adriana Dávila, le recordaron al PRI los peores momentos de corrupción que vivió el país cuando ellos gobernaban, y les advirtieron que insistirán en decirle a cada persona que nunca más debe regresar el PRI a la Presidencia.

 

“¿Por qué no se dice nada tampoco de los dirigentes del PRD en Tamaulipas, operadores de una de las mafias más violentas y sangrientas que hay en el país como es el cártel del Golfo y Los Zetas?, pero ¿dónde están los que en otros años se sirvieron del país, esos gobernantes que ayer y hoy vociferan exigiendo federalismo hacendario y que se ha negado a ser revisados y fiscalizados creyéndose campeones de la impunidad?”, dijo Castaño.

 

Los panistas recordaron que las áreas más observadas por la Auditoría Superior de la Federación en 2002 y 2003 son las finanzas de estados y municipios, principalmente Puebla, Oaxaca, Veracruz y estado de México, todos gobernados por el PRI.

 

El perredista Juan Guerra les recordó a los panistas la corrupción de “la familia presidencial”, por los escándalos que ocasionaron los hijos de Marta Sahagún.

 

“Que vienen aquí a rezar el padre nuestro o a persignarse cuando son doble moral y están inmiscuidos hasta el tope en corrupción y narcoviolencia”.

 

Este reclamo provocó una confrontación verbal que terminó con el ambiente del debate, pues el panista Antonio Díaz pidió, molesto, que las burlas religiosas se borraran del Diario de los Debates, a lo que Guerra respondió que la tribuna no era el púlpito y que se tenía que respetar la expresión de cada legislador.

 

La votación final de las dos cuentas estuvo cerrada: 2002 se rechazó con 174 votos en contra y 163 a favor, y 2003 con 179 en contra y 165 a favor, y reclamos del PAN al presidente de la Mesa Directiva, el priísta César Duarte.

 

“Ruth, Ruth, Ruth” le gritaban los panistas a Duarte, en referencia a la manera en que presidió la Mesa Directiva la perredista Ruth Zavaleta.

 

“Presidente, presidente, presidente”, coreaban priístas y perredistas; en tanto, Duarte, a veces se ponía serio, pero en otras se burlaba de los panistas.

 

 

 



comentarios
0