aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Restan pena y liberan a asesino de Buendía

Francisco Gómez| El Universal
Jueves 19 de febrero de 2009
Un tribunal federal otorgó ayer la libertad al asesino material del periodista Manuel Buendía tras reducir su condena en seis años

[email protected]

Un tribunal federal otorgó ayer la libertad al asesino material del periodista Manuel Buendía tras reducir su condena en seis años. El ex agente de la extinta Dirección Federal de Seguridad, Juan Rafael Moro Ávila, esperaba abandonar ayer por la noche el Reclusorio Norte en la ciudad de México, donde pasó los últimos 19 años al ser declarado culpable del homicidio del autor de la columna “Red Privada”.

El sexto Tribunal Colegiado otorgó un amparo a Moro Ávila contra la sentencia de 25 años de prisión que le fue impuesta por un juez penal del Distrito Federal en el caso del homicidio de Buendía, de tal manera que con ello se le redujo la pena a 19 años de prisión que llevaba ya compurgados el ex agente federal detenido el 20 de junio de 1989.

Moro Ávila fue acusado por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) de los delitos de homicidio calificado con las agravantes de premeditación, alevosía y ventaja en contra de quien fue considerado uno de los periodistas más influyentes y cuya muerte ocurrió el 30 de mayo de 1984, cuando salía de sus oficina en Insurgentes y dirigirse a un estacionamiento, donde fue asesinado a tiros por la espalda por dos hombres que viajaban a bordo de una motocicleta.

En la muerte del periodista fue señalado como autor intelectual por la PGJDF el entonces candidato a diputado del PRI por Hidalgo y ex director de la extinta DFS, José Antonio Zorrilla Pérez, y varios subalternos que tenía en su equipo principal, situación por la cual actualmente compurga una condena de 35 años de cárcel.

En el caso, desde su captura Moro Ávila siempre alegó su inocencia al sostener que él llegó al lugar de los hechos cuando ya habían matado a Buendía, y fue a ese sitio porque le ordenaron realizar una revisión en el lugar. Por eso siempre se consideró un chivo expiatorio.

 

 



comentarios
0