aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Diputados priístas buscan ley contra crisis y violencia

Juan Arvizu| El Universal
Sábado 31 de enero de 2009

[email protected]

Una ley de emergencia anticrisis, con medidas de excepción dirigidas a estimular la economía y proteger el empleo, así como una ley antisecuestro, impulsará la bancada del PRI en la Cámara de Diputados.

Los priístas piden que las secretarías de Hacienda, Comunicaciones y del Trabajo notifiquen al Congreso sobre las iniciativas para estimular la actividad económica que se propongan enviar para el periodo legislativo que inicia mañana 1 de febrero y concluirá el 30 de abril próximo.

La ley de emergencia comprenderá programas de soluciones inmediatas en diversos renglones que fomentarían la actividad del sector productivo, estarían dirigidas a la preservación del empleo en la industria y el campo. También comprendería medidas temporales para ejercer el gasto de manera flexible.

El coordinador de los diputados del PRI, Emilio Gamboa Patrón, señaló que su bancada impulsará propuestas en materia de competitividad, productividad y simplificación administrativa.

Referente a la crisis de seguridad pública, destacó que se presentará el proyecto de ley antisecuestro y reformas complementarias.

La plenaria del PRI en la ciudad de México abrió con mensajes de preocupación por la recesión económica, el corto alcance de las medidas que aplica el gobierno, y señalamientos de fallas en la relación del gobierno federal y su relación fiscal con los estados, y la forma en que se distribuyen los gastos, lo cual reduce la capacidad de respuesta a los retos de la economía.

El gobernador de Nuevo León, José Natividad González Parás, propuso que los legisladores generen una ley de emergencia para el ejercicio del presupuesto.

A su vez, el diputado Carlos Rojas exhortó a la bancada a diseñar una legislación en ese sentido, que ataque los frentes del desempleo, la contracción de la actividad económica y considere los montos de recursos públicos que deben ser destinados a un desastre de dimensiones extraordinarias.



comentarios
0