aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




PSD denuncia a la Iglesia ante IFE por intromisión

Jorge Octavio Ochoa| El Universal
Jueves 22 de enero de 2009

[email protected]

El Partido Socialdemócrata presentó ayer un recurso de queja ante el IFE contra la Iglesia católica por intromisión en asuntos político-electorales.

Desde el púlpito o mediante publicaciones religiosas ha iniciado una campaña para llamar a no votar por partidos que promuevan la homosexualidad y el aborto, señala el oficio del PSD, que exige al IFE sanciones, en especial contra el obispo de Morelos, Florencio Olvera Ochoa, por intromisión fuera del marco de la ley.

La queja fue presentada por Jorge Carlos Díaz Cuervo, Luciano Pascoe y Miguel González Compeán, presidente, vicepresidente y representante del PSD ante el IFE, respectivamente.

Como prueba presentaron un documento del prelado católico, en el que delinea un catálogo de actos que considera “pecados” que tienen que ver con la vida política.

En dicho catálogo se llama a no votar por partidos que promueven leyes que atentan contra las doctrinas de la Iglesia católica. “Es pecado votar a favor de propuestas que apoyen el aborto, su legalización, la eutanasia y votar por proyectos contra la familia monogámica”, señala el documento.

También cataloga como pecado proyectos que promueven caricaturas grotescas de familias integradas por el mismo sexo.

En la queja del PSD se advierte que de permitirse estas campañas, la Iglesia católica se convertirá en un poder fáctico que puede influir en el sentido del voto.

La Iglesia católica está abiertamente interviniendo en el proceso electoral, y eso no lo permite la ley, advirtió el presidente del PSD Jorge Carlos Díaz Cuervo.

En la queja se especifica que el obispo de la diócesis de Cuernavaca, Florencio Olvera Ochoa, anunció que publicará un decálogo de los “pecados electorales”.

En la denuncia, el PSD revela que el obispo auxiliar de la ciudad de México, Jonás Guerrero, hizo declaraciones de corte político.

“La democracia no es el sistema perfecto porque puede aprobar normas o legislaciones que no necesariamente resulten en un bienestar social”, dijo el prelado en su calidad de coordinador del sexto Encuentro Mundial de las Familias.

 



comentarios
0