aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Culpan a minifaldas y escotes de ataques

Natalia Gómez Quintero y Noemí Gutiérrez| El Universal
Viernes 16 de enero de 2009
El pudor femenino debe ir acompañado de la prudencia y la propiedad, aseguran

[email protected]

[email protected]

La Iglesia católica acusó a la mujer de ser la causante, por su forma de vestir “provocativa”, de sufrir agresiones sexuales. Para los religiosos la mujer no debe seguir la moda que la expone como un objeto a la venta.

No escotes pronunciados ni minifaldas, porque “la mujer está provocando que sea atacada, se está vistiendo mal está provocando al hombre”, dijo el arzobispo de Santo Domingo, Nicolás de Jesús López Rodríguez.

En entrevista por separado en el marco del sexto Encuentro Mundial de las Familias, religiosos y religiosas opinaron acerca del pudor que las mujeres deben guardar al momento de vestirse.

Obispo auxiliar de Tegucigalpa, Darwin Rudy Andino, aseguró que las mujeres se exponen a violaciones, a que las usen, que las traten como un trapo viejo, porque “desvaloran su persona, su dignidad. Una persona tiene que darse a valer por lo que tiene en sí no por lo que es”, dijo el prelado.

Laicos asistentes al encuentro como Antonieta Lujambio, Mayela Adame y Guillermo Almazán coincidieron en que la mujer es la responsable de sufrir ataques tanto físicos como verbales, pues deben ser recatadas en su forma de vestir y no despertar morbo en las demás personas.

Para la religiosa ecuatoriana Alexandra Marcillo perteneciente a la orden de las Franciscanas, las mujeres que se visten provocativas y “se les ven las líneas” tiene la culpa de que las ataquen. No obstante, dijo que respeta la forma de vestirse de cada mujer, e incluso consideró que pueden vestirse a la moda de las minifaldas o escotes, pero siempre protegiendo sus partes íntimas.

Raúl Vera, obispo de Saltillo, aseguró que el pudor debe ir acompañado de la prudencia y la propiedad. Sobre la posibilidad de que las mujeres sean atacadas porque por su forma de vestir, dijo que en esta situación intervienen otros factores como la inseguridad, “como cuando violan y matan a una muchacha en una barranca donde no había un puente”.

Renato Ascencio, obispo de Ciudad Juárez, dijo que el pudor es una virtud fundamental pero advirtió que no sólo debe cambiar su forma de vestir sino sus actitudes.

“Antes no se podía concebir que una madre se bañara desnuda con sus hijos y ahora es lo más común”, comentó.

No obstante, advirtió que este hecho por inocente que parezca deja en el niño imágenes que a esa edad no tienen la menor importancia, pero que con la malicia de su crecimiento, retomarán lo que vieron en el seno materno.

Eduardo Zainas y Olivia García, participantes en el evento internacional, consideraron que la mujer no es la causante de agresiones a su persona al utilizar cualquier tipo de vestimenta que desee. “Lo que cuenta es la actitud de la persona, no la vestimenta”.



comentarios
0