aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Migración y pobreza evitan prevención en indígenas

Liliana Alcántara| El Universal
Sábado 02 de agosto de 2008
Por razones culturales la mayoría de los hombres no usa condón

[email protected]

La pobreza, la exclusión y la migración son problemas que dificultan la prevención del VIH-sida en las comunidades indígenas, aseguraron representantes de organizaciones indígenas del continente americano.

En la segunda Preconferencia Internacional sobre Indígenas y Afrodescendientes frente al VIH-Sida, Sexualidad y Derechos Humanos, señalaron que la mayoría de los indígenas en edad fértil no usa condón por falta de acceso o deficientes servicios médicos y por cuestiones culturales.

Representantes de organizaciones no gubernamentales de México, Bolivia, Chile, Canadá, Guatemala y Perú lamentaron que, pese a ello, los gobiernos de la región y del mundo aún no consideran prioritarias la prevención y atención del VIH-Sida en este sector de la población.

Indicaron que en la mayoría de los países, el inicio de la vida sexual en las zonas rurales es a los 15 años de edad.

Bernabé Ruia Aguilar, secretario de la junta directiva de la Asociación de Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, señaló que en ese país no hay educación sexual en los hogares, lo que propicia que se propague la infección por VIH entre la población en riesgo.

Señaló que su organización trabaja en campañas para que se promueva en los hogares y las escuelas el retraso de la vida sexual y la abstinencia como métodos de protección, así como el uso del condón.

Sin embargo, destacó que entre las comunidades indígenas es difícil que las mujeres negocien con sus parejas el uso del condón, pues los hombres lo consideran como una agresión a su masculinidad y responden con violencia hacia ellas.

Claribel Yarari, presidenta de la Organización de Mujeres Indígenas de la Amazonia de Pando, en Bolivia, señaló que la población de las “tierras bajas” está en mayor riesgo de contraer el VIH en comparación con el resto de la población debido a la pobreza y a la migración, además de que los servicios de salud son negados o deficientes.

Ella y Eva Santiz López, de Chiapas, coincidieron en que otro problema es el cultural, pues en las comunidades aborígenes los hombres deciden por las mujeres y la población masculina se cree con la libertad de decidir cuántas parejas tener y cuándo protegerse.



comentarios
0