aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ejército toma control de aduanas de Tamaulipas

Gastón Monge/ corresponsal| El Universal
Viernes 18 de enero de 2008
Buscan obstaculizar el abastecimiento de narcos

NUEVO LAREDO, Tamps.— A unas horas de haberse anunciado el programa binacional entre los gobiernos de Estados Unidos y México para impedir el tráfico de armas a nuestro país, fuerzas de élite del Ejército tomaron el control de los puentes internacionales en Tamaulipas, desplazando de forma sorpresiva a elementos de inspección de aduanas.

Al mismo tiempo, la Marina anunció también el despliegue de fuerzas especiales de aire, mar y tierra en Tamaulipas y otros dos estados de la República y el envío de buques destructores a las costas tamaulipecas.

El Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana, creado en mayo de 2007 por instrucciones del presidente Felipe Calderón para combatir el crimen organizado, inició operativos de revisión en los cruces internacionales de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros en busca de armas de fuego, explosivos y droga.

El Proyecto Gunrunner, que pretende frenar el tráfico de armas en la frontera norte del país, fue puesto en marcha por los gobiernos de Estados Unidos y México en un intento por obstaculizar el abastecimiento de armamento a narcotraficantes mexicanos. En Tamaulipas se denominó Operativo Noreste, que une esfuerzos en la materia entre los gobiernos federal y estatal para proteger la región fronteriza.

Los militares de élite, visualmente identificados por utilizar boinas rojas, se instalaron en los puentes Juárez-Lincoln y De las Américas, en Nuevo Laredo, así como en los puentes internacionales de Reynosa-Pharr y Reynosa-Hidalgo, y Los Indios y Los Tomates, en Matamoros. Desde las 08:00 horas, militares ocuparon instalaciones fiscales del puente internacional Reynosa, Tamaulipas-Hidalgo, Texas. Los “boinas rojas” se apostaron también en las instalaciones del puente Ignacio Zaragoza, donde se encuentra la Aduana de Matamoros, así como en otras dependencias federales.

De esta manera quedaron relegados los elementos de la Unidad de Inspección Fiscal y Aduanera (UIFA) por el cuerpo de élite de apoyo federal, contrario a lo publicado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el 9 de mayo de 2007 en el Diario Oficial de la Federación.

El decreto de creación de este cuerpo especial señala que en ningún caso podrá sustituir en las funciones que legalmente competan a las autoridades apoyadas.

Durante los operativos militares en Tamaulipas, que se suspenderán hasta nuevo aviso, son revisados aleatoria y minuciosamente los conductores que arriban a México y los que buscan internarse a Estados Unidos.

Al aeropuerto General Lucio Blanco, de Reynosa, llegaron dos aereonaves tipo Hércules de la Policía Federal, con elementos de cuerpos federales. Todos los elementos subieron a vehículos tipo tanquetas, jeeps, y camiones que los llevaron a la Octava Zona Militar. Fuentes del sector revelaron que los elementos serían desplegados en varios municipios del norte de Tamaulipas.

En Nuevo Laredo se sumaron a las fuerzas ya desplegadas 300 elementos del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes), de la Sedena, quienes arribaron la tarde y noche del miércoles al aeropuerto internacional de esa ciudad a bordo de la aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana con matrícula 3613.

Este apoyo se da luego de que en días pasados otros 300 elementos de la Policía Federal se sumaran a las labores de vigilancia, y del encuentro entre el gobernador Eugenio Hernández Flores, 10 alcaldes de las ciudades más importantes del estado y el subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la Secretaría de Seguridad Pública, Patricio Patiño Arias.

La medida es inusual ya que en operativos anteriores los militares se apostaban afuera de los cruces fronterizos para realizar las revisiones a automovilistas, pero ahora se apoderaron en su totalidad de las instalaciones aduaneras.

La Armada de México reforzó también la seguridad en Tamaulipas, Michoacán y Guerrero con el despliegue de elementos de fuerzas especiales en aire, mar y tierra. Las acciones se desarrollan también desde el límite norte del estado de Michoacán hasta Zihuatanejo, Guerrero.

De la misma forma, Querétaro amaneció ayer con mayor presencia policíaca, recorridos “discretos” de vehículos militares y la instalación de retenes en varios puntos de la capital. (Con información de Silvia Otero y Juan José Arreola, reportera y corresponsal)



comentarios
0