aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Con un enfrentamiento dan bienvenida a Mouriño

Jorge Ramos| El Universal
Viernes 18 de enero de 2008
El primer día de trabajo pleno de Juan Camilo Mouriño como secretario de Gobernación arrancó sin mayores sorpresas: policías y maestros disidentes del magisterio se enfrentaron a golpes, palos y botellazos al frente del Palacio de Covián

[email protected]

El primer día de trabajo pleno de Juan Camilo Mouriño como secretario de Gobernación arrancó sin mayores sorpresas: policías y maestros disidentes del magisterio se enfrentaron a golpes, palos y botellazos al frente del Palacio de Covián.

Maestros de la sección 22 del magisterio renovaron su protesta de meses en contra de la ley del ISSSTE y de la criminalización de la protesta social, planteada desde diciembre pasado a la Secretaría de Gobernación, que nunca dio respuesta concreta a las demandas.

Los mentores derribaron varias vallas metálicas colocadas desde las 8:00 horas y lanzaron botellas y palos en contra de la fuerza pública. La parte más intensa de la batalla a las puertas de la secretaría duró 30 minutos.

Desde temprano, llegaron varios cientos de granaderos de la policía capitalina para reforzar el cerco. La primera línea de batalla la integraban mujeres en su mayoría, y sólo tenían la orden de contener.

Mouriño instruyó a sus funcionarios a iniciar el diálogo, y por la tarde una comisión encabezada por Ezequiel Rosales, dirigente de la sección 22 del magisterio e integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se reunió con Lorenzo Gómez y Jorge González, de la Unidad de Gobierno de Gobernación.

En el encuentro acordaron reanudar las mesas de pláticas el 6 de febrero, aunque en Gobernación han dicho que no pueden influir en la petición de instaurar una mesa de diálogo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Exigieron la abrogación de la ley del ISSSTE, cancelar órdenes de aprehensión, frenar la “criminalización” a la protesta social.

“Aún cuando la primera declaración que hace Juan Camilo Mouriño fue que habría diálogo y más diálogo o una política de puertas abiertas, pues lo que vimos hoy fue exactamente lo contrario”, dijo el dirigente magisterial, en referencia al enfrentamiento suscitado con la fuerza pública.

Para Rosales fue sólo un connato de violencia lo que ocurrió y no reportó ningún lesionado. Explicó que el pasado 14 de diciembre los maestros se reunieron por última vez con funcionarios de Gobernación.

En ese momento el compromiso de Gobernación fue que entre el 17 y 21 de diciembre se fijaría fecha para reinstalar la mesa con el ISSSTE y con la dirigencia del SNTE para la realización de su congreso seccional.

“Nos dijeron 17 de diciembre pero no nos dijeron de qué año”, se quejó Rosales.



comentarios
0