aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Perfil. ´Iván’: ya no más tras bambalinas

Sergio Javier Jiménez| El Universal
Miércoles 16 de enero de 2008
Perfil. Ivn: ya no ms tras bambalinas

Juan Camilo Mouriño ha sido durante más de un año, el todopoderoso hombre de Los Pinos. (Foto: Archivo / EL UNIVERSAL )


[email protected]

La tarea de los últimos 12 meses y medio de Juan Camilo Mouriño, conocido entre sus cercanos como Iván, ha sido, en público, sólo observar, y en privado, operar en materia política. Además, tener a su cargo, en un férreo control, a todo el gabinete del presidente Felipe Calderón.

Mouriño Terrazo ha sido durante más de un año, el todopoderoso hombre de Los Pinos. Es él quien “palomea” la agenda del titular del Ejecutivo; quien lleva las relaciones cercanas o “en corto” con los partidos políticos; con los legisladores y coordinadores parlamentarios; el que acompaña en primera fila a Calderón o el que tiene un lugar, siempre junto al mandatario, en los eventos públicos y quien lo asesora en las giras internacionales.

Sin embargo, no habla en eventos públicos, sólo lo hace al oído del mandatario o con los secretarios de alto nivel que se le acercan y buscan su saludo.

De nacionalidad española, Mouriño adquirió la identidad mexicana apenas cumpliera los 18 años. Hoy cuenta con 37 años y, según ha relatado él mismo, se alejó de la vida empresarial de su familia para dedicarse a la política.

Ahí ha pasado desde puestos como diputado local por Campeche, diputado federal, coordinador de Amigos de Fox en la campaña del guanajuatense, subsecretario de Energía y jefe de la Oficina Presidencial, entre otros.

El funcionario federal, después de haber pasado su infancia entre México y España, tramitó sus documentos oficiales en nuestro país y así obtuvo su cartilla del Servicio Militar Nacional, fechada en Campeche, la cual dio a conocer este diario; sin embargo, según consta en el documento publicado por EL UNIVERSAL el 10 de julio de 2007, Juan Camilo realizó una reposición en 1994 de la cartilla siendo ya licenciado en Economía.

Colaboradores desde la 58 Legislatura

Calderón y Mouriño se convirtieron en cercanos colaboradores cuando el primero fue coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados en la 58 Legislatura. Ahí el campechano fue presidente de la Comisión de Energía y mantuvo estrecha colaboración con Calderón, aunque, al ser ambos políticos de carrera panista, ya se conocían con anterioridad.

El padre de Juan Camilo Mouriño, Carlos Mouriño Atanés, logró instalar un emporio empresarial en el sureste del país. Aunque su hijo ha desarrollado su carrera política en el PAN, Mouriño Atanés vio crecer sus negocios a la sombra de los gobiernos priístas.

Precisamente esa solidez económica y desahogo financiero llevó a que Juan Camilo Mouriño fuera víctima de un secuestro a mediados de los años 90.

Durante charlas anteriores con EL UNIVERSAL, Mouriño ha señalado que de ese episodio sólo recuerda el día de su liberación, cuando al pagarse su rescate, de un monto no revelado, vio la luz de la calle un primero de mayo, después de haber vivido una semana de zozobra.

Políticos del PRD han criticado la bonanza de los negocios de la familia Mouriño; sin embargo, a pesar de los señalamientos, hasta el momento no se le han fincado responsabilidades por las acusaciones de mezclar, presuntamente, los negocios personales, con la política.

El perredista Abraham Bagdadi dijo en una ocasión a este diario: “Nadie supo con certeza o cómo, pero de la noche a la mañana extendieron sus negocios, algunos bajo la sombra de mandatarios locales priístas, hoy con el cobijo de la administración foxista”, acusó esa vez.

Sus gustos

Juan Camilo Mouriño, además, es un político al que le gusta el fútbol, las buenas marcas en la ropa o zapatos y la buena comida, su marca favorita, ha revelado es Ermenegildo Zegna.

Quienes lo conocen dicen que es un hombre agradable, sin enemigos, de familia tradicional, pero poco expresivo. Así ha sido en los últimos 12 meses en los que no ha dado entrevistas, ni ha declarado, sólo se ha dedicado a observar y a evaluar a las decenas de funcionarios que dependían de él hasta hoy.



comentarios
0