aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Huella de un operador político en Petróleos

FRANCISCO RESÉNDIZ / ENVIADO| El Universal
Miércoles 31 de octubre de 2007
Su eficacia electoral en favor de Fox le valió a Juan Bueno Torio el control sobre jugosas adjudicaciones

[email protected]

CÓRDOBA, Ver.— Juan Bueno Torio es veracruzano, amable y risueño, ayuda a quienes se lo piden y nunca se le ha visto molesto. Gusta de las fiestas de disfraces y del carnaval, del buen café y de hacer negocios millonarios que lo han colocado como el principal cuadro político del PAN en Veracruz, pese a su pasado priísta.

El ex director de Pemex Refinación —investigado por la PGR, la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública por tráfico de influencias— pertenece a una familia de arraigo en Córdoba y está estrechamente ligado —incluso por genética— a algunas de las familias más poderosas de Veracruz: los Torio, los Porras, los Delgado, los Ros y los Buganza.

Bueno Torio es un político inteligente y peligroso, dice el perredista cordobés Manuel García Estrada; “es amable y siempre ayuda a quien se lo pide, igual da láminas que ayuda a gente que necesita para medicinas”.

Destaca su cercanía familiar al ex gobernador Dante Delgado y al ex candidato del PAN a Veracruz, Gerardo Buganza, con quien tiene una rivalidad en el panismo que prácticamente obligó a la intervención de Vicente Fox en 2004.

El hermano de Dante Delgado, Héctor, está casado con Martha, hermana del ex operador foxista en la costa del golfo de México. La prima de Juan Bueno, Betty Torio, está casada con su principal oponente político: Gerardo Buganza.

Siendo parte de una familia priísta hasta 1994, incursionó en los ramos agroindustrales, comerciales, financieros, inmobiliarios y de turismo, entre sus empresas destacaban Transportadora Bueno, Cafés Isabel de Córdoba, Arrocera Isabel y Automotriz Isabel.

Tiene participación en las empresas Agrícola Santa Isabel, Insumos Agrícolas de Mante, Cafetalera El Cóndor, Agrícola Bueno Ros, Acción Futura, Grupo Empresarial Bueno, Desarrollo Turístico del Golfo.

Entre las empresas vinculadas a la familia Bueno Torio destacan Auto Tanques de México, propiedad de Juan José Ortiz Ríos, esposo de Lorena Bueno Torio; Transportadora y Distribuidora Isabel, propiedad de Emilio Bueno Lázaro, tío del actual senador veracruzano y Alpesur, de Othón Porres Bueno, su primo, y el Crown Plaza Torre Mar, de su papá Juan Bueno Lázaro.

La pugna panista

“Una noche previa a la elección de gobernador en 2004, Juan Miguel Bueno Ros, hijo de Juan Bueno, llamaba a las bases juveniles del PAN en todo el estado y decía: no vamos con Buganza, hay que votar por Dante”, comenta uno de los principales cuadros del PAN.

Desde 1994 el panismo veracruzano se ha polarizado en dos bandos: el que encabeza Gerardo Buganza y el de Juan Bueno Torio.

Juan Bueno Lázaro fue alcalde de Córdoba por el PRI. En 1994, cuando Bueno Torio quiere ser candidato a edil de esa localidad —y en su lugar Patricio Chirinos y Miguel Ángel Yunes avalan a Mario Ruyan— deja las filas del partido.

Bueno opera a favor del PAN y gana el municipio. Entonces el esposo de su prima Maribel Porras Bueno, el panista César Leal Angulo —cercano a Luis Felipe Bravo Mena y Manuel Espino— lo lleva al blanquiazul. De inmediato es empujado para ser el líder municipal panista y se relega a Buganza.

Ese año comienza a tener problemas serios y deudas con Serfin y sus empresas ingresan al Fobaproa y luego al IPAB. En 1997, al ser el primer diputado federal de mayoría del PAN en Veracruz logra sanear sus empresas y luego se convierte en “candidato natural” del PAN al gobierno de Veracruz.

Para el 2000 se integra al gobierno de Fox. En 2004, ya en la dirección de Pemex Refinación, crea una estructura política con sus colaboradores donde recluta a más de 200 directivos de la paraestatal para fines políticos y económicos.

Así, pese a ser de Córdoba, Bueno está identificado en el PAN con el Grupo Boca, establecido en la zona courbana de Veracruz y Boca del Río, encabezado por los alcaldes panistas Adrián Ávila Estrada y José Ramón Gutiérrez de Velasco.

El acercamiento a Fox

Al final de la 57 Legislatura, en 2000, empezó a operar un grupo, junto a Carlos Arce, ex titular de la Profeco, y con el empuje de César Leal Angulo ante Espino y Bravo Mena. Logró estrecha cercanía con Fox y Marta Sahagún.

Para el inicio de la campaña presidencial ya operaba para Fox. Se convirtió en el coordinador de Fox en Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz, dónde logró 13.91% del total de votos con los que el PAN ganó.

Al iniciar el gobierno foxista ingresa como subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa, bajo las órdenes de Luis Ernesto Derbez en la Secretaría de Economía; en febrero de 2003 Fox lo designa director de Pemex Refinación.

Calderón, el desmarque

Una vez que se definió al candidato presidencial del PAN, Juan Bueno se acercó al equipo de Felipe Calderón, amparado en su capacidad y logros en la contienda de 2000.

Panistas de primer nivel, que pidieron el anonimato, sostienen que fue Abel Cuevas Melo, integrante del primer círculo de Calderón desde la 58 Legislatura de la Cámara de Diputados quien alertó sobre las “capacidades” de Bueno. Y finalmente no se incorporó a la campaña.



comentarios
0